14/7/2013

Consecuencias del Imperialismo

Al abordar el tema las consecuencias del Imperialismo, debemos distinguir aquellas consecuencias para los territorios dominados o colonias, y aquellas consecuencias que hacen referencia a las metrópolis o países dominadores. Si bien están interrelacionadas, merecen ser abordadas con su especificidad. He aquí algunas, que a mi juicio son más importantes.


Comencemos con las consecuencias para las metrópolis:
El imperialismo sirvió de estímulo a la industrialización en aquellas áreas donde aún era débil y favoreció su consolidación allí donde ya estaba en marcha. Pero, especialmente, el principal objetivo de las metrópolis fue la obtención de materias primas abundantes y baratas y la colocación de los productos manufacturados por sus industrias en las colonias. Esto provocó un rápido desarrollo y crecimiento económico para las naciones imperialistas. Pero desde el punto de vista internacional fue una inagotable fuente de tensiones y conflictos que culminarían en el estallido de la Primera Guerra Mundial.
Ahora bien, al analizar las consecuencias para los territorios dominados podemos dividirlas en varias categorías, algunas de ellas son:
Demográficas: en este aspectos las consecuencias son contradictorias, en sí la población se incrementó como consecuencia de la disminución de la mortalidad, ocasionada por la introducción de la medicina moderna occidental y la persistencia de altas tasas de natalidad. Ello se tradujo en un desequilibrio entre población y recursos que hoy día constituye un grave problema para los estados surgidos de la descolonización. No obstante, en algunas zonas la población autóctona sufrió una drástica reducción (especialmente en los inicios del imperialismo) como consecuencia de la importación de enfermedades desconocidas (viruela, gripe, etc) o por los enfrentamientos o las condiciones de trabajo. En otros lugares, la población indígena fue simplemente reemplazada por colonos extranjeros.
Económicas: Para la puesta en marcha de la explotación económica de los territorios ocupados se hizo necesario el establecimiento de una mínima infraestructuras. Fueron creados puertos, ferrocarriles y carreteras  para dar salida a las materias primas y agrícolas que iban destinadas a las metrópolis. Las colonias se convirtieron en abastecedoras de las mercancías necesarias para el funcionamiento de las industrias metropolitanas, en tanto que éstas colocaban las manufacturas en sus dominios, relación económica que se presentará de forma desigual, perjudicando las balanzas comerciales de los territorio dominados. La economía tradicional basada en una agricultura auto-suficiente y de policultivo fue sustituida por otra de exportación, en régimen de monocultivo, ocasionando la desaparición de las formas ancestrales de producción y la extensión de cultivos como el del café, cacao, caucho té o caña de azúcar, dando lugar a notables cambios del paisaje y graves alteraciones del medio natural, así como del rendimiento de la tierra.
Sociales: La burguesía de las metrópolis (comerciantes, funcionarios y terratenientes), copó los niveles altos y medios de la sociedad colonial. Hubo casos en que ciertos grupos autóctonos fueron asimilados por los colonizadores y pasaron a formar parte de la cúspide social. Esto ocurrió fundamentalmente con las antiguas élites dirigentes, miembros de algunos cuerpos del ejército y funcionarios de la administración colonial. Pero, la mayor parte de la población autóctona fue objeto de un generalizado proceso de proletarización que incrementó las abundantes reservas de mano de obra destinada a la creación de infraestructuras y a la agricultura de plantación.
Políticas: En mayor o menor medida, las zonas ocupadas se vieron bajo el dominio y control de las metrópolis y, por lo tanto la dependencia de las colonias respecto a la ésta estuvo determinado por el tipo de organización administrativa que les fue impuesta. Los cargos y la organización administrativa estuvo en manos de los imperios. El aparato estatal funcionaba a su favor y en detrimentos de los derechos de soberanía y autodeterminación de los nativos. Esa imposición no estuvo exenta de conflictos que constituyeron el germen de los movimientos anti-imperialistas. Éstos reclamaban a la metrópolis un mayor respeto a las tradiciones autóctonas y la participación en las decisiones que se adoptaban sobre los territorios administrados. En muchos casos los naturales de las colonias demandaron los mismos modos democráticos que las metrópolis defendían para sí mismas pero negaban a sus colonias: libertad, igualdad, soberanía nacional, etc.
Culturales: se dará la pérdida de identidad de los pobladores indígenas al implantar los patrones de conducta, la educación y la mentalidad de los colonizadores. La lengua de los dominadores (especialmente el inglés y el francés) fue impuesta, conduciendo a un fuerte grado deaculturación. La religión cristiana (católica, anglicana o protestante) desplazó a los credos existentes en muchas zonas de África o bien se fusionó con ellos, dando lugar a creencias de carácter sincrético. Sin embargo en el mundo musulmán y Asia la experiencia evangelizadora fue escasa comparada con la del África negra, debido al arraigo de antiguas y complejas religiones, como el budismo y el hinduismo.
Si bien muchos historiadores señalan que el imperialismo realizó ciertas aportaciones positivas (como llevar conocimiento científico-tecnológico nuevo, avances en la medicina, etc), lo cierto es que éstos se hacen a la fuerza y en la mayoría de los casos como mecanismos de fortalecer el dominio de las metrópolis.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente

Claudia Solís Umpierrez dijo...

Gracias por tu comentario.

Sebastian Arboleda Botero dijo...

aqui falta las geograficas y las ecologicas

Claudia Solís Umpierrez dijo...

Sebastián gracias por tu comentario, puedes encontrar otros sitios de interés que abordan específicamente el tema del imperialismo-geografía-ecología:
http://www.claseshistoria.com/imperialismo/consecuenciasecologicas.htm
http://www.estudiosecologistas.org/docs/ecopolitica/intro/racismo_ambiental.pdf

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba