13 jun. 2010

Fragmentos del diario de Cristóbal Colón: primer viaje

Es posiblemente el más importante  de los documentos relativos a la historia de los descubrimientos geográficos. El diario de navegación  oficial de  la Santa María recoge  todas las vicisitudes  del primer  viaje y contiene  el relato  del primer encuentro  con las nuevas tierras y con sus habitantes.
El texto íntegro  de éste diario se ha perdido. Afortunadamente  conservamos una versión  de él, resumida y comentada por  fray Bartolomé de las Casa, quién reproduce íntegramente  algunos pasajes. Éste es el caso de los fragmentos  que siguen:

“Ellos andan todos desnudos como su madre los parió, y también las mujeres, aunque no vi más de una moza. Y todos los que yo vi eran todos  mancebos, ninguno de edad de más de treinta años: muy bien hechos, de muy hermosos cuerpos y muy buenas caras. Los cabellos gruesos cuasi como  seda de cola de caballo e cortos. Los cabellos traen por encima de las cejas, salvo unos pocos detrás, que traen largos, que jamás se cortan. Se pintan de prieto y son de la color de los canarios, ni negros ni blancos y se pintan de blanco, de colorado la cara y todo el cuerpo…  ellos no traen armas ni la conocen, porque les mostré espadas y las tomaban por el filo y se cortaban por ignorancia. No tienen ningún hierro… yo vi algunos que tenían  señales de  heridas en sus cuerpos y les pregunté por señas que era aquello, y ellos me mostraron como allí venía gente de otras islas  que estaban cerca y les querían tomar y se defendían. Y yo creía y creo que aquí vienen de tierra firme a tomarlos por cautivo. Ellos deben ser buenos servidores y de buen ingenio, y creo que fácilmente se harían cristianos, pues me pareció que ninguno secta tenía… yo llevaré de aquí al tiempo de mi partida seis a Vuestra Alteza para que aprendan a  hablar (…) traían  ovillos de algodón filado y papagayos y azagayas y otras cositas que sería tardío de escribir y todo daban por cualquier cosa que se les diese.  Y yo estaba atento de saber si había oro y vi que alguno de ellos traían un pedazuelo colgado en un agujero que tienen a la nariz, y por señas pude entender que yendo al Sur o volviendo a la isla por el Sur que estaba un gran Rey que tenía un grandes vasos de ellos, y que tenía muy mucho…
Esta isla es muy grande y muy llana y de árboles muy verdes  y muchas aguas y una laguna en el medio muy grande sin ninguna montaña  y toda ella verde que es placer  de mirarlas… más para no perder tiempo quiero ver si puedo ir a la isla de Cipango…”                     
(Del Diario de Colón, días 12, 13 y 14 de octubre de 1492)

Ejercicio
1- ¿Qué características tiene la población con la cual se encontró Colón?
2- ¿Qué aspectos de los mencionados crees que llamó más la atención o lo sorprendió a Colón? 
3- ¿Qué características geográficas posee el lugar, según la descripción de Colón?
4- ¿Qué tipo de información le brindaron los nativos? ¿Crees que esto es verídico?
5- ¿Cuál es el objetivo que pretende cumplir Colón en este viaje?
6- ¿Qué aspectos de esta carta, le interesó más a los Reyes Católicos? Fundamenta tú respuesta.

                                              


4 comentarios:

Anónimo dijo...

wow me gusta la fluides del lenguaje de colon antes era msd facinante la forma de hablar pero quien sabe me ubiera gustdo estar en ese momento

Prof. Claudia Solís Umpierrez dijo...

Interesante comentario... dan ganas muchas veces de tener una máquina del tiempo. Un saludo

Nicolas Sartiano dijo...

Como serian las respuestas?

Fernando Tola de Habich dijo...

Cuando comencé a leer, tomar notas y pensar en escribir sobre Cristóbal Colón, me dijeron: "No te metas en eso. Ya todo sobre Colón está dicho, escudriñado y la Sociedad Gil-Varela le ha sacado el jugo hasta al último suspiro de Colón". Y yo de tonto, seguí leyendo, tomando notas y escribiendo.
Y hoy en la mañana, mientras tomaba más notas para mi edición del resumen del Diario de Colón, me encontré con que mi versión del resumen del Diario, tomada de la Colección Documental del Descubrimiento (1470-1506), realizada bajo el respaldo y la garantía de la Real Academia de la Historia, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Fundación Mapfre América, Tomo I, págs. 108 a 236, tiene 5 líneas finales que no aparecen en ninguna edición del resumen del Diario realizada desde 1825, tal como la reprodujo Fernández de Navarrete por primera vez.
Evidentemente, no es posible que todos los grandes historiadores españoles y extranjeros que han reproducido y estudiado el resumen del Diario, diciendo que lo hacían leyendo directamente el manuscrito de Las Casas, y han señalado hasta sus más mínimas alteraciones y tachaduras, no se hallan percatado de la omisión de estas más de 5 líneas que faltan del original lacasiano en las reproducciones que se han hecho.
Rápidamente, como debía de hacerlo, comparé el facsímil reproducido por Manuel Álvar en su edición del resumen del Diario de Colón (¡¡¡reproducción en facsimil!!!) con el reproducido, también en facsimil, por Varela Marcos-Frandejas en su edición del resumen del Diario, y me encuentro que en esta última reproducción SI APARECEN LAS LÍNEAS MANUSCRITAS de Las Casas que faltan en todas las ediciones del resumen del Diario que se han hecho desde la primera de 1825 (además de las numeración de los folios).
Yo quiero hacer ahora una pregunta a la plana mayor de los Historiadores españoles que han editado el resumen del Diario de Colón por Las Casas -me refiero a Carlos Sanz, Demetrio Ramos-Marta González Quintana, Juan Gil, Consuelo Varela, Luis Arranz (con la única excepción de Jesús Varela Marcos y José Manuel Fradejas Rueda-: ¿por qué me han engañado, por qué me han mentido y por qué son tan superficiales y poco serios? Vaya, la crema, la nata, de los estudiosos españoles del resumen del Diario de Cristóbal Colón, haciendo muy mal su trabajo.
¿Qué esas 5 líneas no tienen importancia?
Muy señores míos, etcétera, etcétera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba