14 may. 2018

Guerra Fría (PUE)

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, parecía que se iniciaba un período de paz entre las dos grandes potencias victoriosas: Estados Unidos y la URSS. Pero, el fin de la guerra significó la desaparición del único elemento que unía a estas potencias: la existencia de un enemigo común. Derrotado este enemigo, las diferencias entre ambos países se hicieron evidentes. 
Sus diferencias llevaron a una larga lucha entre las potencias por lograr una mayor influencia en otros países. De esta forma, el mundo pasaba de una guerra mundial a un enfrentamiento declarado, pero no directo, entre soviéticos y estadounidenses: la Guerra Fría. 

Características de la Guerra Fría 

Cuando hablamos de Guerra Fría hablamos de una la tensión  entre las dos superpotencias: EE. UU. y URSS. 
Este conflicto tiene su origen en las diferencias de ambos países: 
-URSS : el gobierno soviético de la URSS defendía un modelo comunista,proponía la desaparición de la propiedad privada, las clases sociales y del mercado. El Estado controlaba los asuntos económico y el sistema político era de un sólo partido, sin libertad de opinión. 
EEUU: proponía un modelo capitalista, cuyos principios básicos eran la libertad de comercio, el predominio del mercado en la esfera económica, la propiedad privada y una mínima intervención del Estado en la economía. Su sistema político generalmente era liberal-democrático, lo que implicaba la elección de sus gobernantes y una Constitución que garantiza las libertades individuales. 

Ambas superpotencias querían extender su influencia a otros Estados, valiéndose de diversos medios, como la intervención en la política interna de estos países, el espionaje, la propaganda o la entrega de ayuda económica a cambio del apoyo. 
La Guerra Fría no produjo ningún enfrentamiento directo entre Estados Unidos y la Unión Soviética, pero se vivió en estado de tensión permanente especialmente por poseer armamento nuclear.

30 abr. 2018

1º de Mayo Día Internacional del Trabajador

  1° de Mayo y los Mártires de Chicago

    El movimiento obrero y sus reivindicaciones pueden documentarse casi desde los comienzos de la Revolución Industrial (mediados del siglo XVIII). Sofocado en sus comienzos, será para 1850, con el crecimiento vertiginoso de la industria, que los obreros comenzarán a tomar un nuevo protagonismo. Serán los promotores de múltiples formas de organización y con una conciencia propia sobre su situación, es, sin duda, el movimiento sindical, uno de los aspectos más trascendentes de lo que llamamos "movimiento obrero".
     La actitud de crítica con respectos a los problemas laborales o lo que se denomina  "cuestión social" de los trabajadores, vienen de la mano con una actitud de propuesta y reivindicaciones de lo que serán los derechos laborales. Una de las primeras reivindicaciones de los obreros será la jornada laboral de las 8 horas, que se transformará en un símbolo de los reclamos sindicales.
En noviembre de 1884 se celebró en Chicago el Congreso de la Federación Americana del Trabajo (reunía sindicatos de Estado Unidos y Canadá), en el que se propuso que a partir del 1º de mayo (en este mes se renuevan la mayoría de los contratos laborales en Estados Unidos) de 1886 se exigiera a los patrones el cumplimiento de una jornada laboral de 8 horas y, de no ser así, se iría a huelga. Llegada la fecha, las organizaciones laborales y sindicales de Estados Unidos se movilizaron.

La lucha por las 8 horas
     La reivindicación de las 8 horas tenía amplio apoyo en Chicago. Allí la jornada se extendía desde las 4 de la mañana hasta las 8 de la noche. Aquellos que trabajaban 14 o 15 horas se consideraban afortunados. El 1º de mayo de 1886 comenzó una huelga en la ciudad que comenzó con 40 mil trabajadores  llegando a los 65 mil. La adhesión de los trabajadores a la medida no era fácil. Chicago era patrullada constantemente por la policía que, junto con elementos patronales, organizaba provocaciones contra cualquier grupo de trabajadores. Al trabajador en huelga le quedaban dos alternativas: o se quedaba refugiado en su casa o andaba en grupo con sus compañeros de trabajo. El espacio público de la ciudad era disputado de hecho entre la clase obrera y la burguesía.
Placa conmemorativa del gobierno de Chicago
dedicada a los trabajadores involucrados en el incidente de 
Haymarket, los mártires de Chicago.
En rotulador,"Primero tomaron vuestras vidas, 
ahora explotan vuestra memoria".
     El episodio más famoso de esta lucha fue el funesto incidente del 4 de mayo de 1886 en la Plaza Haymarket de Chicago; se celebró un acto de repudio a una brutal represión ocurrida el día anterior contra unos huelguistas. Cerca del final del acto ingresó a la plaza un escuadrón policial. Una bomba fue arrojada y al explotar mató a un policía e hirió a otros. De inmediato la respuesta policial dejo un tendal de unos 40 manifestantes muertos y decenas de heridos. No satisfecho con eso el gobierno de Illinois acusó a varios dirigentes obreros por esos hechos. Aunque nunca se probó quién fue el responsable de ese atentado, en 1887, ocho líderes sindicalistas y anarquistas fueron acusados, juzgados y condenados a muerte. Fueron ahorcados (menos uno que apareció muerto en su celda) a pesar del reclamo y la oposición mundial.
Ilustración contemporánea de la bomba de Haymarket
Grabado que muestra la explosión en la 
Revuelta de Haymarket
     La elección de los acusados fue política. Dos de ellos ni siquiera estuvieron en la manifestación de Haymarket, otros se habían retirado antes de la explosión. Lo que quedaba claro era que se ponía  en juicio las ideas políticas de estos sindicalistas, dicho explícitamente por la acusación en varios tramos del juicio, plagado de vicios legales, falta de garantías, testigos falsos y demás catálogo de violencias y trampas a que fueron sometidos los trabajadores. La índole fraudulenta del juicio fue tan evidente que, aun en medio de una ensordecedora campaña nacionalista contra los "terroristas extranjeros" (ya que muchos obreros eran inmigrantes), el jurado no se atrevió a condenar a muerte a todos los acusados, como era la intención primera de los organizadores del juicio. Años más tarde el gobernador Altgeld afirmó que el juicio que los condenó se caracterizó por "la histeria", lo que estaba en juicio eran las idean anarquistas y se esperaba que "con la muerte de estos militantes murieran dichas ideas".
     El 11 de noviembre de 1887 Spies, Engel, Fischer y Parsons fueron ahorcados. Unos días antes Louis Lingg se había quitado la vida en su celda. A partir de ese momento fueron conocidos como los "Mártires de Chicago" y considerados "héroes" de la clase trabajadora. En su funeral asistieron más de 25.000 trabajadores. Los otros compañeros (Fielden, Schwab y Neebe) pasaron largos años en prisión hasta que el peso de las mentiras acumuladas obligó a una revisión del proceso que concluyó con la libertad de los tres sobrevivientes. El 26 de junio 1893 el gobernador Altgeld los puso en libertad y dejó en claro eran inocentes del delito por el que habían sido juzgado: "ellos y los ahorcados fueron las víctimas de la histeria, de jurados tendenciosos y de un juez sesgado".

La sentencia:
     El 11 de noviembre de 1887 se consumó la ejecución de Albert Parsons (estadounidense, 39 años, periodista), August Spies (alemán, 31 años, periodista), Adolph Fischer (alemán, 30 años, periodista) y Georg Engel (alemán, 50 años, tipógrafo). Louis Linng (alemán, 22 años, carpintero) se había suicidado antes en su propia celda. A Michael Swabb (alemán, 33 años, tipógrafo) y Samuel Fielden (inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil) les fue conmutada la pena por cadena perpetua y Oscar Neebe (estadounidense, 36 años, vendedor) fue condenado a 15 años de trabajos forzados.
Dos años después, en julio de 1889, la Segunda Internacional reunida en París resolvió que “Se organizará una gran manifestación en fecha fija, de tal manera que simultáneamente en todos los países y en todas las ciudades en el mismo día convenido, los trabajadores pedirán a las autoridades oficiales la reducción, mediante una ley, de la jornada de trabajo a 8 horas... En vista que una manifestación análoga ha sido aprobada para el 1º de Mayo de 1890 por la Federación Americana del Trabajo, en su Congreso celebrado en Saint Louis... se adopta esa fecha para la manifestación internacional”.

Relato de la ejecución por José Martí, corresponsal en Chicago del periódico La Nación de Buenos Aires:
...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...
José Martí

Material elaborado por la docente gracias al aporte de:
"Historia del Mundo Contemporáneo" de Antonio Fernández, Ed. Vicen Vives

8 mar. 2018

8 de marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Como cada año re-publico esta breve entrada de lo que para mucho, y me incluyo, nos representa y significa el 8 de marzo, un día de lucha y reflexión sobre los derechos que aún quedan por conquistar y la necesidad imperiosa de defender los ya adquiridos.

La historia más extendida sobre la conmemoración del 8 de marzo hace referencia a los hechos que sucedieron en el año 1908, donde murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las miserables condiciones de trabajo que padecían. También se reconoce como antecedente a las manifestaciones protagonizadas por obreras textiles el 8 de marzo de 1857, también en Nueva York.
Obreras textiles de Nueva York, protagonistas del 8 de marzo:
A mediados del siglo XIX la mujer se incorpora, cada vez más, a la producción, especialmente en la rama textil. Pero las extenuantes jornadas de más de 12 horas a cambio de salarios miserables sublevaron a las obreras de una fábrica textil neoyorquina que salieron a reclamar por sus derechos. A fines del invierno de 1857, el 8 de marzo, un grupo de mujeres manifestantes fueron atacadas por la policía.
Pero no fue la primera ni la última vez que las obreras textiles se movilizaban. Medio siglo más tarde, en marzo de 1908, 15 mil obreras marcharon por la misma ciudad al grito de "¡Pan y rosas!", sintetizando en esta consigna sus demandas por aumento de salario y por mejores condiciones de vida. Al año siguiente -también en marzo-, mas de 140 jóvenes mujeres murieron calcinadas en la fábrica textil donde trabajaban encerradas en condiciones inhumanas.
Clara Zetkin (izq.) y Rosa de Luxemburgo en 1910.
Fue finalmente en 1910, durante un Congreso Internacional de Mujeres Socialistas, que la alemana Clara Zetkin (imagen izquierda) propuso que se estableciera el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trababjadora, en homenaje a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones de mujeres trabajadoras organizadas contra la explotación capitalista. Siete años más tarde, cuando se conmemoraba este día en Rusia - febrero de 1917, para el calendario ortodoxo -, las obreras textiles tomaron las calles reclamando "Pan, paz y libertad", marcando así el inicio de la más grande revolución del siglo XX, que desembocara en la toma del poder por la clase obrera, en el mes de octubre del mismo año.
Clara Zetkin (1857-1933) fue dirigente del Partido Socialdemócrata Alemán y organizadora de su sección femenina. Fundó el periódico "La Igualdad", que se transformó en uno de los canales de expresión más importante de las mujeres socialistas de su época. Combatió contra la dirección de su partido cuando ésta se alineó con la burguesía nacional votando los créditos de guerra en la Primera Guerra Mundial
A medida que el feminismo ha ido cobrando fuerza en todo el mundo, el Día de la Mujer Trabajadora ha ido perdiendo su carácter obrero, pasando a ser una jornada de lucha en la que se reclaman los derechos de todas las mujeres en todos los ámbitos.
Año tras año, miles de mujeres salen a las calles de todo el mundo para demandar nuevos derechos, defender los ya conquistados y luchar contra aquellas leyes que las discriminen o que rechacen el principio de igualdad de sexos y de oportunidades. En numerosos lugares del mundo las mujeres siguen demandando derechos básicos como acceder a la educación, la cultura, el trabajo o la política. Las mujeres expresan hoy su voluntad de participar en condiciones de igualdad en sectores en los que tradicionalmente su participación ha sido minoritaria.
Alexandre SUMPF, « Les femmes, la guerre et la paix », Histoire par l'imagehttp://www.histoire-image.org/etudes/femmes-guerre-paix


Breve cronología de la historia del día de la mujer trabajadora
1908
El 3 de mayo, en Chicago, el movimiento feminista socialista lleva a cabo una jornada en el teatro Garrick, haciendo campaña por el voto femenino y en contra de la esclavitud sexual. Este día fue el primer día Woman´s Day
1909

En Nueva York, el Comité Nacional de la Mujer del Partido Socialista Norteamericano recomienda que se establezca el último domingo del mes de febrero una jornada a favor del voto femenino, bajo la denominación de Women´s Day.
1910

Se lleva a cabo la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, donde se presenta la propuesta del Partido Socialista Norteamericano de dar por establecido el Día Internacional de la Mujer, a través de las delegadas Lena Morrow Lewis y May Wood Simons, esto en Copenhague, Dinamarca. (Clara Zetkin apoya la propuesta).
1911

Se celebra el primer Día Internacional de la Mujer, el 19 de marzo en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, en conmemoración de un levantamiento sucedido en Prusia en la misma fecha. En este día se demanda derecho a votar, igualdad de oportunidad para el ejercicio de cargos públicos y derecho al trabajo.
1913

En Rusia, el 17 de febrero (2 de marzo en el calendario occidental) celebran por 1ra vez las mujeres rusas el Día Internacional de la Mujer bajo el nombre de “Día Internacional de las Obreras.
1914

En Alemania, Suecia y Francia se llevan a cabo actividades de protesta contra la guerra, el militarismo y el derecho al voto.
1915

Cientos de mujeres salen a las calles el 8 de marzo para repudiar la Primera Guerra Mundial.
1917

En San Petesburgo se realiza una manifestación pidiendo pan y el regreso de los combatientes. Este evento es considerado uno de los detonantes de la Revolución Rusa, 4 días después el Zar abdica y es otorgado el derecho al voto a las mujeres. A partir de ese día, el 8 de marzo queda instituido como el Día Internacional de la Mujer Comunista.

"Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,
¡Qué poco es un solo día, hermanas,
qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!
De la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos ...
Nosotras queremos ver y oler las flores.
Queremos flores de los que no se alegraron 
cuando nacimos hembras en vez de machos,
Queremos flores de los que nos cortaron el clítoris.
Y de los que nos vendaron los pies.

Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio 
para que cuidáramos a los hermanos y ayudáramos en la cocina.
Flores del que se metió en la cama de noche 
y nos tapó la boca para violarnos mientras nuestra madre dormía.
Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado
y del que nos corrió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas.
Queremos flores del que nos condenó a muerte forzándonos a parir
a riesgo de nuestras vidas.

Queremos flores del que se protege del mal pensamiento
obligándonos al velo y a cubrirnos el cuerpo.
Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos escolte
Queremos flores de los que nos quemaron por brujas
y nos encerraron por locas.
Flores del que nos pega, del que se emborracha
del que se bebe irredento el pago de la comida del mes.
Queremos flores de las que intrigan y levantan falsos ...

Flores de las que se ensañan contra sus hijas, sus madres y sus nueras
y albergan ponzoña en su corazón para las de su mismo género.
Tantas flores serían necesarias para secar los húmedos pantanos
donde el agua de nuestros ojos se hace lodo;
arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,
de las que tenaces, una a una, tendremos que surgir.
Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.
Queremos flores hoy. Cuánto nos corresponde...
el jardín del que nos expulsaron".

29 oct. 2017

Escrito para 3ero. Ciclo Básico



Imperialismo: la expansión europea (1870-1914)

1- Lee el siguiente texto y responde:
“A partir de los años 70 del siglo XIX, el capitalismo experimentó cambios trascendentes… ya hemos señalado la importancia de las innovaciones tecnológicas que definen a la segunda revolución industrial y el incremento aceleradamente de los medios de producción.
Las nuevas técnicas requieren empresas de gran envergadura, transformando en anacrónicas las pequeñas empresas de carácter familiar, que caracterizaron en un primer momento al capitalismo… la importancia creciente del capitalismo financiero, opera en forma sistemática, impulsando la concentración industrial, la formación de trusts, cartelles… que se orientan hacia el dominio monopólico de los mercados a través de un proceso de expansión externa.
La expansión externa de los países adelantados (Industrializados) que se proyectan sobre los países atrasados tiene tres motivos fundamentales: 1) necesitan fuentes de materias primas que pueden ser lucrativamente vendidas en los mercados mundiales, 2) salidas para sus inversiones de capital y 3) mercados para sus productos manufacturados.
Este proceso… convertía a los países atrasados en apéndices económicos de los países avanzados, favoreciendo el crecimiento de un tipo de actividades económicas que complementaba las economías desarrolladas e impedía el desarrollo de actividades que podían competir con ellas. El desarrollo, desde el punto de vista de los países atrasados, no podía ser otro que un desarrollo desequilibrado…
Una de las manifestaciones más significativas de este proceso es la formidable expansión imperialista que se da en este período: penetración en extremo Oriente, reparto de África que culmina con el Tratado de Berlín ( 26 de febrero de 1885), en el que las potencias superan sus rivalidades y ajustan normas de dominación de este continente; guerra hispano-norteamericana en torno a Cuba, que significará la dominación de la isla y la anexión de puerto Rico y Filipinas por parte de los Estados Unidos de Norteamérica.”
”Historia Contemporánea” Germán D’Elía Pág. 89-90.

a) Germán D'Elía nos plantea en este texto una relación causal entre Revolución Industrial-Capitalismo-Imperialismo  ¿Puedes explicar con tus palabras dicha relación?
b) Según el texto ¿qué buscan los países industrializados a la hora de expandirse?
c) ¿Cuáles son los acontecimientos más significativos de la expansión Imperialista?
d) Según D'Elía,  ¿qué consecuencias provocó el Imperialismo?

2- Observa la siguiente imagen y responde: 

a) ¿Qué aspectos del imperialismo se ven reflejados en la caricatura?

b) ¿Qué opinión tendría el caricaturista sobre el imperialismo? Fundamenta.

3- El colonialismo o Imperialismo europeo tuvo efectos directos sobre los países invadidos, algunas consecuencias son positivas y la mayoría negativas:
- redacta una consecuencias positiva y dos negativa para las colonias.

4- ¿Cuál de los siguientes países tuvo bajo su influencia el mayor imperio colonial?:
  • FRANCIA
  • ESTADOS UNIDOS
  • GRAN BRETAÑA
  • ESPAÑA


I Guerra Mundial o "La Gran Guerra" 1914-1918

5- Lee con atención el siguiente documento, una carta de un joven soldado en el frente de batalla.
5/2/1918 Francia, por la noche
Cariño mío:
Ahora, si no hay problemas, vas a saber todo acerca de lo que ocurre aquí. Sé que te llevarás una gran sorpresa cuando te llegue esta carta... ¡Si alguna autoridad la ve! (...)
Quizá te gustara saber cómo está el ánimo de los hombres aquí. Bien la verdad es que (y como te dije antes, me fusilarán si alguien de importancia pilla esta misiva) todo el mundo está totalmente harto y a ninguno le queda nada de lo que se conoce como patriotismo. A nadie le importa un rábano si Alemania tiene Alsacia, Bélgica o Francia. Lo único que quiere todo el mundo es acabar con esto de una vez e irse a casa. Esta es honestamente la verdad, y cualquiera que haya estado en los últimos meses te dirá lo mismo.
De hecho, y esto no es una exageración, la mayor esperanza de la gran mayoría de los hombres es que los disturbios y las protestas en casa obliguen al gobierno a acabar como sea. Ahora ya sabes el estado real de la situación.
Yo también puedo añadir que he perdido prácticamente todo el patriotismo que me quedaba, solo me queda el pensar en todos los que estáis allí, todos a los que amo y que confían en mí para que contribuya al esfuerzo necesario para vuestra seguridad y libertad. Esto es lo único que mantiene y me da fuerzas para aguantarlo. En cuanto a la religión, que Dios me perdone, no es algo que ocupe ni uno entre un millón de todos los pensamientos que ocupan las mentes de los hombres aquí.
Dios te bendiga cariño y a todos los que amo y me aman, porque sin su amor y confianza, desfallecería y fracasaría (...)  
Laurie

a) ¿Qué causas de la guerra se mencionan en esta carta?
b) ¿En qué etapa de la guerra ubicarías la misma?
c) ¿Crees que Laurie es un soldado profesional o alguien que se reclutó voluntariamente? Fundamenta tu respuesta.
d) ¿Según Laurie, qué rol deben cumplir los civiles que no participan en la guerra?
e) ¿Qué visión de la guerra te transmite la carta?

6- He aquí dos de los artículos que componen el tratado de Versalles una vez finalizada la guerra:
a) Explica con tus palabras que se establece en cada uno.
b) Escribir un argumento a favor y un argumento en contra para cada artículo.

Artículo 231. Los gobiernos aliados y asociados declaran, y Alemania reconoce, que Alemania y sus aliados son responsables, por haberlos causado, de todas las pérdidas y de todos los daños sufridos por los gobiernos aliados y asociados y sus nacionales como consecuencia de la guerra, que les fue impuesta por la agresión de Alemania y sus aliados.
Artículo 233. El importe total de los susodichos perjuicios, por los cuales es debida una indemnización por parte de Alemania, será fijado por una Comisión interaliada, que tomará el nombre de Comisión de las Indemnizaciones… 

7- Lee el siguiente texto:
Trece millones de muertos, cifra récord, propia de las guerras del siglo XX. A los nueve millones muertos en combate, se agregan las víctimas de la población civil masacrada, hambrienta, diezmada por la gripe venida de Asia.
Durante los años de la guerra disminuyeron los nacimientos y en ella mueren principalmente hombres cuya edad oscila entre los 20 y 40 años. Nunca la destrucción material había sido tan grande, abarca ciudades, campos, vías férreas, equipos industriales…
Los estados europeos, antes florecientes, han orientado su producción hacía la guerra. Tienen un déficit de alimentos que solucionan comprando, entre otros, a los países de América Latina. Mientras tanto, se endeudan con Estados Unidos y sus exportaciones pierden sus compradores lejanos.

a) ¿Qué título le pondrías a este texto?
b) Clasifica los datos que te proporciona en: económico, social y demográfico.
c) ¿A qué se refiere el texto cuando dice: “Los estados europeos, antes florecientes”
d) ¿La I Guerra Mundial resultó beneficiosa para algún país o continente? Fundamenta tu respuesta tomando en cuenta el texto.

8- Observa y analiza con atención la siguiente viñeta del caricaturista Jacques Tardi:
a) ¿Qué etapa de la guerra se representa en la viñeta?
b) ¿Qué característica de la guerra crees que pretende transmitir el caricaturista? ¿Qué opinas al respecto?

28 oct. 2017

2da. Prueba Especial para I de Bahillerato (4to. año)

1- Lee con atención el siguiente texto y responde:
a) Tomando en cuenta las opiniones de Howard y Roger Lewis, ¿qué conclusiones puedes extraer acerca de la dictadura de Stalin?
b) ¿Qué finalidad tenían las ejecuciones encomendadas por Stalin? ¿Ésto se replicaba en las zonas de influencia soviética? Ejemplifica.



2- Observa la presente fotografía de trabajadores en la planta Automotriz de Moscú Lickhachev en 1963 y responde: ¿qué aspectos de la economía soviética crees que se refleja?










3- Lee el siguiente fragmente del icónico discurso de Martín Luther King en Washington:

a) ¿Cuáles son las exigencias que hace Martin Luther King al Estado estadounidense?
b) ¿Qué similitudes y diferencias tienen las propuestas de Martin Luther King y Malcolm X.


4- ¿Cuál de las siguientes expresiones no tiene relación con el movimiento hippie?:
A. Surgió en Estados Unidos en la década de 1960.
B. Sus miembros adoptaron formas de vida poco convencionales, mostrando su rechazo a la sociedad tradicional.
C. La mayoría de sus integrantes eran jóvenes idealistas.
E. La música, el vestuario y los hábitos cotidianos marcaron al movimiento hippie.
D. No tuvo grandes consecuencias, ya que la sociedad norteamericana era excesivamente
tradicional.


5- Lee con atención el siguiente discurso inaugural del Presidente  Kennedy el 20 de enero de 1961:
A los pueblos de chozas y aldeas en la mitad del mundo que luchan por liberarse de las cadenas de la miseria de masas, les prometemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudarlos a ayudarse a sí mismos, durante el tiempo que sea necesario. No porque quizás lo hagan los comunistas, no porque queremos sus votos, sino porque es lo correcto. Si una sociedad libre no puede ayudar a los muchos que son pobres, no puede salvar a los pocos que son ricos.
A nuestras repúblicas hermanas al sur de nuestras fronteras les ofrecemos una promesa especial: convertir nuestras palabras en hechos en una nueva alianza para el progreso, con el fin de ayudar a las personas y gobiernos libres a romper las cadenas de la pobreza. Pero esta pacífica revolución de la esperanza no puede convertirse en presa de potencias hostiles. Todos nuestros vecinos han de saber que nos uniremos a ellos para luchar contra la agresión o subversión en cualquier lugar de las Américas. Y que cualquier otra potencia sepa que este hemisferio pretende seguir siendo el amo en su propio hogar."

a) ¿Qué aspectos de la política exterior norteamericana crees que se reflejan en este discurso?
b) Explica la expresión subrayada en el texto e intenta relacionarlo con las características de dicha potencia.
c) Relaciona el discurso de Kennedy con el ejercicio 9.


6- Las siguientes características hacen referencia a EE.UU., selecciona una de ellas, establece tiempo histórico y desarrolla un comentario sobre la misma:
A. Explosión demográfica y urbanización permiten el desarrollo de la sociedad de masas, las grandes multitudes anónimas hacen valer su voz y se incorporan como actores centrales y relevantes.
B. Con el crecimiento demográfico y urbano y el incremento de los niveles de consumo de productos y servicios, el impacto y proliferación de los medios de comunicación será espectacular.
C. El crecimiento económico fue sostenido, debido a que durante la guerra, su economía no se deterioró, lo cual le permitió luego transformarse en la primera potencia económica del mundo.
D. El macarthismo llegó a tomar tintes represivos en contra de los intelectuales de izquierda en Estados Unidos, incluso algunos personajes del medio artístico se vieron afectados al ser perseguidos y marginados por suponerlos simpatizantes de la ideología comunista.


7- Lee el siguiente texto sobre la democracia en América Latina según el gobierno cubano:
“La Asamblea General Nacional del Pueblo de Cuba expresa la convicción de que la democracia no puede consistir solo en el ejercicio de un voto electoral, que siempre es ficticio y está manejado por latifundistas y políticos profesionales, sino en el derecho de los ciudadanos a decidir, como ahora lo hace esta Asamblea General Nacional del Pueblo de Cuba, sus propios destinos. La democracia, además solo existirá en América Latina cuando los pueblos sean realmente libres para escoger, cuando lo humildes no estén reducidos por el hambre, la desigualdad social, el analfabetismo y los sistemas jurídicos a la más ominosa importancia”.

Primera Declaración de La Habana. 1960. En: Carlos Malamud, "América Latina, siglo XX. La búsqueda de la democracia". Editorial Síntesis, Madrid, 1999.

a) Según el Gobierno Cubano, ¿qué características tienen las democracia latinoamericanas? ¿crees que esa opinión se ajustaba a la realidad latinoamericana? Fundamenta tu respuesta.
b) ¿Qué fin crees que tiene esta declaración?


8- El modelo económico de crecimiento hacia adentro o ISI se desarrollo o profundizó en América Latina durante los gobiernos Populistas:
¿crees que éste modelo económico y político se pueden desarrollar de forma independiente o tienen un vínculo de dependencia? Fundamenta tu respuesta.


9- Observa la siguiente imagen y explica los datos que te proporciona, a qué acontecimiento(s) hacen referencia y su significado.


10- Observa la siguiente gráfica y establece cuáles son las décadas de mayor ayuda norteamericana para Latinoamérica, establece un vínculo entre estos datos y los temas dados en clase.

25 oct. 2017

Revolución Cubana, Canal Encuentro



Principales aspectos a tomar en cuenta:
- Fulgencio Batista - Fidel Castro - Raúl Castro - Camilo Cienfuegos - Ernesto “Che” Guevara -Ataque al cuartel Moncada - Movimiento Revolucionario 26 de julio - Combate en Sierra Maestra – Gobierno revolucionario - Bloqueo a Cuba - Guerra Fría

8 oct. 2017

Agotamiento del modelo de crecimiento hacia dentro y crisis

Situación económica en el periodo 1950-1973
     
Al comenzar la década de 1950, las economías de los países de América Latina mostraban un comportamiento desigual. Tres naciones: México, Brasil y Argentina —las más extensas y pobladas— habían alcanzado un considerable grado de diversificación productiva y poseían una industria en crecimiento, principalmente en las ramas química, petroquímica, metalúrgica y de maquinaria; en seguida se encontraban los países de nivel medio —Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Venezuela—, los cuales contaban con industria textil además de una incipiente industria química y metalúrgica; por último, en los restantes países de Centroamérica, las Antillas y el Cono Sur, la industria no había avanzado más allá de la producción de alimentos y tejidos, y todavía se mantenía a la agricultura como su actividad principal.

El proceso de industrialización mediante la sustitución de importaciones, puesto en marcha por los países latinoamericanos, se había originado como efecto de una situación de crisis económica mundial, y pudo mantenerse durante un periodo prolongado debido en gran parte a los conflictos económicos y políticos enfrentados por Estados Unidos entre 1929 y 1953. Sin embargo, una vez terminada la Guerra de Corea en 1954, Estados Unidos inició su recuperación económica, pudo retomar su puesto hegemónico e imponer a los países latinoamericanos nuevas formas de dependencia tanto en lo económico, con inversiones en bienes de capital y exportación de insumos industriales, como en lo político, presionando a los gobiernos del continente a adherirse al bloque occidental en el contexto de la Guerra Fría.

Al restaurarse la economía de Estados Unidos cambiaron las circunstancias político- económicas en el ámbito mundial, se restableció el comercio entre Estados Unidos y las economías europeas, lo cual provocó que las economías de los países latinoamericanos más avanzados comenzaran a manifestar algunos signos negativos, pues además de que en el comercio internacional se dio una fuerte discriminación contra las exportaciones latinoamericanas, cuando los estadounidenses estuvieron nuevamente en condiciones de destinar fuertes inversiones hacia el sector industrial al sur de sus fronteras, el modelo de crecimiento hacia adentro se vio seriamente afectado.

En el marco de la Alianza para el Progreso, creada por el presidente Kennedy, entre 1961 y 1965 América Latina recibió de Estados Unidos inversiones de capital por un promedio de 1,600 millones de dólares (mdd) anuales, cantidad aumentada hasta 2,600 mdd entre 1966 y 1970, y a 7,600 mdd entre 1971 y 1975. El financiamiento externo permitió que las economías industriales latinoamericanas mantuvieran un ritmo de crecimiento estable, que en los años de 1960 representó el 5.6% y en la década de 1970 llegó a un 5.9%. El crédito externo ayudó también a solucionar de momento los déficits presupuestales de los gobiernos, causados no sólo por las políticas proteccionistas que reducían la posibilidad de ingresos mediante el sistema de impuestos, sino porque la creciente participación del Estado en las actividades económicas provocaba un aumento del gasto público que obligaba a buscar otras fuentes de ingreso. Pero esta vía de solución provocó un creciente aumento de la deuda externa al grado de que, a fin de pagar intereses a los acreedores, los países tuvieron que recurrir a nuevos préstamos volviendo más severa la situación de dependencia económica con respecto a Estados Unidos, y generando un desequilibrio en la balanza de pagos de los países que habían intentado el camino del desarrollo.

Como medio de restaurar el equilibrio financiero, los gobiernos latinoamericanos instauraron políticas económicas utilizando una estrategia estabilizadora que consistió en reducir el gasto público fijando precios y salarios en un intento por mantener, cuando menos, aunque no consiguieran elevarse, los niveles de crecimiento logrados hasta entonces. Estas políticas, que en algunos casos tuvieron éxito a corto plazo (por ejemplo el “milagro mexicano” entre 1955 y 1965), a la postre desembocaron en drásticas devaluaciones y en una inflación creciente que detuvo el ritmo del crecimiento económico y derrumbó las expectativas de mejorar el nivel de vida de los sectores sociales más desfavorecidos.

El modelo de desarrollo económico hacía evidente su deterioro en momentos en que el mundo occidental se convulsionaba con la rebelión de la juventud estudiantil, lo cual se constituyó en expresión del descontento político y social y, muy particularmente, dirigía su protesta contra las viejas estructuras que no habían sabido adecuarse a las circunstancias del mundo en transformación. Con Francia como epicentro, la rebelión juvenil se manifestó en varios países europeos, en Estados Unidos y en México. En este último, la protesta juvenil tuvo un trágico desenlace al ser aplastada brutalmente durante la llamada “Noche de Tlatelolco” (2 de octubre de 1968) en la ciudad de México, cuando las autoridades gubernamentales —bajo la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz— dispararon contra la multitud congregada en un mitin. La cifra probable de muertos fue de más de 300 y los heridos sumaron miles, así como las personas aprehendidas. La tremenda represión, ocurrida días antes de que dieran comienzo los XIX Juegos Olímpicos, de los que México era sede, caló profundamente en la sociedad mexicana y obligó al siguiente gobierno a rectificar su papel frente a la juventud; el régimen adoptó una posición de apertura democrática que resultó ser más aparente que real.

Crisis

Además de las condiciones adversas de la dependencia, en los países industrializados de América Latina existían factores internos derivados del mismo modelo de desarrollo. A lo largo del proceso, y conforme fue creciendo la industria de manufactura con bienes duraderos (industria pesada), se requirió de mayores insumos y de tecnología más moderna que necesariamente debía adquirirse en el exterior; se llegó a una situación en la que aumentaban considerablemente las importaciones mientras disminuían las exportaciones en variedad y en cantidad, lo que reducía la entrada de divisas. Esto trajo como consecuencia que el sector exportador volviera a concentrarse en productos tradicionales como el petróleo, que constituyó a partir de entonces, principalmente para México y Venezuela, la fuente proveedora de las divisas necesarias para la importación de insumos. Eso creó una situación vulnerable que tendría graves secuelas que se hicieron evidentes al ocurrir la crisis del petróleo en 1973. De esta manera, el capital extranjero, predominantemente estadounidense, llegó a dominar las áreas más dinámicas de la economía latinoamericana en esta nueva etapa, caracterizada fundamentalmente por el desarrollo de la industria de transformación.

El crecimiento de la deuda se manifestó con mayor claridad a partir de la década de 1970, a causa del aumento en la importación de capitales extranjeros para cubrir las necesidades financieras de los programas de desarrollo. Durante esos años la banca internacional estuvo particularmente interesada en otorgar créditos a los países en vías de desarrollo, e incluso a algunos países socialistas, con el fin de reducir la pobreza como parte de la estrategia anticomunista característica de la Guerra Fría. Pero esta ayuda financiera aumentó la carga de la deuda externa, la cual hizo crisis en los primeros años de la década de 1980, la llamada década perdida.

Fuente: "El mundo moderno y contemporáneo", Gloria M. Delgado de Cantú, 2006

América Latina y Estados Unidos

Las relaciones con Estados Unidos:
       Entre 1939 y 1941, el gobierno de los Estados Unidos desarrollo intensas gestiones  diplomáticas en América Latina con el objetivo de lograr  la neutralidad de los países  de la región en la guerra y asegura la protección  de la paz en el hemisferio occidental.
En la Conferencia de Ministros de Asuntos Exteriores americanos celebrada en Panamá en setiembre de 1939, por iniciativa del representante de Estados Unidos, se decidió el establecimiento de un Comité Asesor Interamericanos Económico y Financiero (CAIAFE). El mismo creó a su vez una Comisión Interamericana de Desarrollo para estimular el intercambio no competitivas a los Estados Unidos, el comercio interamericano y el desarrollo de la industria latinoamericana. En 1940 se establecieron una Compañía  de Reserva de Caucho y una Compañía de Reserva de Metales para adquirir y almacenar materias primas estratégicas utilizadas en la producción de armas y municiones en América Latina y otras partes del mundo. También se creó un Banco de Exportaciones e importaciones que contó con el capitales estadounidenses y se convirtió en un instrumento de control  por parte de Estados Unidos sobre las fuentes de materias primas sobre la región. El Banco otorgó un importante crédito a Brasil para construir una planta siderúrgica en Volta Redonda, proyecto que la empresa Alemana Krupp había mostrado interés en apoyar.
      Después del ataque de Japón contra la base Pearl Harbor, los Estados Unidos se involucraron más directamente en el conflicto y exigieron a los gobiernos latinoamericanos el apoyo a la causa de los Aliados. En la Conferencia de Ministros de Asuntos Exteriores , celebrada el Río de Janeiro en 1942, el representante estadounidense presionó para que se tomara la decisión de romper relaciones diplomáticas con y económicas con las potencias del Eje. Esta propuesta fue aceptada por la mayoría de los Estados, con excepción de Argentina y Chile.
      A partir de entonces, los Estados Unidos aumentaron las compras de insumos estratégicos a varios países latinoamericanos que habías declarado la guerra  a Alemania y facilitaron el otorgamiento de créditos para la construcción de carreteras y para la adquisición de equipos de transportes y maquinarias. En particular, dieron prioridad especial a los requerimientos de bienes de capital para la industria brasileña e impulsaron, a través de diferentes "convenios de cooperación", el desarrollo de la industria siderúrgica (hierro y acero) en Perú y en México. 
      Argentina y Chile fueron los países que por más tiempo se negaron a declarar la guerra al Eje y, por esta razón, sufrieron sanciones comerciales y financieras. Sin embargo, Gran Bretaña intercedió a favor de Argentina , ya que este último era el principal proveedor de productos vitales para la continuidad de las acciones de las tropas británicas en el frente _tales como carne enlatada para la alimentación de los saldados, cuero para el mantenimiento de los armamentos y aceite de linaza para el camuflaje_.
      La intervención de los Estados Unidos en las economías latinoamericanas durante la Segunda Guerra Mundial tuvo efectos contradictorios. Por un lado, su interés por mantener bajo su control la producción de insumos estratégicos impulsó el desarrollo de algunas industrias básicas. Pero, sin embargo, este desarrollo no aumentó la autonomía latinoamericana; por el contrario, significó un abrumador  crecimiento de la influencia estadounidense en la región.  
      Tras el inicio de la Guerra Fría, la relación entre la superpotencia y Latinoamérica cambió radicalmente. Los distintos gobiernos de la región ya no serían evaluados según su adhesión a los principios democráticos occidentales, sino más bien según su cercanía o distancia del bloque soviético y su grado de sumisión a las directrices norteamericanas. Estados Unidos propició la creación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), en 1947, y de la Organización de Estados Americanos (OEA), en 1948, con el fin de asegurarse la lealtad de los países de la región en caso de alguna amenaza proveniente del mundo socialista.
     Entre 1961 y 1970, Estados Unidos creó la Alianza para el Progreso. Este plan fue propuesto por el presidente John F. Kennedy como una forma de ayuda económica y social para América Latina, siendo una estrategia para contener la propagación de movimientos revolucionarios en la región.

Texto realizado gracias a datos de:
"Historia del Mudo Contemporáneo", Alonso, Vázquez y Giavón. AIQUE, Polimodal. Bs.As. 2005
"Historia, Geografía y Ciencia Sociales"Editorial Santillana, Chile 2009

Industria por sustitución de importaciones

Las manufacturas latinoamericanas antes de 1929 ocupaban un lugar secundario en la economía, orientada básicamente a la exportación y en el sector primario (exportación de materias primas). Por esto, los aranceles tenían básicamente una función aduanera y no de protección de las manufacturas locales.
La industrialización por sustitución de importaciones comenzó produciendo bienes de consumo final, que era la vía más fácil de iniciar el proceso. Ello se debía a que la tecnología requerida era menos compleja y necesitaba menores inversiones de capital, pero especialmente a que ya existía un mercado para dichos bienes. El proceso de industrialización presionó a la capacidad instalada. Había fábricas textiles que a principios de la década del '30 llegaban a trabajar en dos o tres turnos. Por lo general se aprovechó la capacidad instalada con posterioridad a la Primera Guerra Mundial, tal como ocurrió en Perú y Brasil. La industria cementera brasileña atravesó por esta situación. En la medida que el proceso se fue consolidando, aumentó la participación del sector industrial en el PIB
En la década del '30 existió en América Latina un motor de crecimiento, la denominada industrialización por sustitución de importaciones. Si bien se redujo la actividad de algunos sectores vinculados a la exportación, hubo otros que lograron incrementos realmente importantes, tal como ocurrió con los textiles, los materiales de construcción (especialmente cemento), la refinación de petróleo, las ruedas para automóviles, los productos farmacéuticos, los sanitarios y alimentos procesados, como conservas y pastas, dirigidos al mercado interno. A su vez los textiles se destacaban, ya que su tasa de crecimiento fue superiores al 10 por ciento anual durante los años 30. La principal excepción fue Brasil, que ya había conocido una industrialización temprana en los sectores de textiles, calzado, ropa y alimentos, lo que posibilitó que las industrias de bienes intermedios y las de bienes de capital. 
Fue importante el papel jugado por algunos nuevos empresarios, en buena parte provenientes de la Europa en crisis, como impulsores del proceso. En el caso de Sáo Paulo se estima que el empleo creció a una tasa anual de 10,9 por ciento en 1930-37. Los salarios reales parece que no tuvieron variaciones... 
Con la Segunda Guerra Mundial, la industrialización sustitutiva conoció un nuevo empujón, favorecida por el éxito de la experiencia anterior. El aparato industrial avanzó en su conquista del mercado interno y en algún caso, como el del Brasil, se lanzó en busca de mercados exteriores.
La industria latinoamericana surgió con la bendición del proteccionismo oficial. De este modo, los industriales, sabedores del control que tenían sobre un mercado cautivo importante, el mercado interno, dejaron de reinvertir en sus respectivas empresas, que con el correr de los años se fueron tornando cada vez más obsoletas y menos competitivas...
En numerosos casos, y pese al nacionalismo declarativo que acompañaba las políticas, las empresas a proteger eran claramente propiedad de firmas transnacionales. Esto fue particularmente visible en lo referente a la fabricación de automotores y en el sector químico y electrónico. Si bien en estos sectores inicialmente hubo algunas grandes fábricas de capital nacional, como en Argentina, posteriormente la mayor parte de ellas sería propiedad de empresas norteamericanas o europeas, pero que igualmente se beneficiaban de las ventajas del proteccionismo. De este modo, la principal característica de muchas de estas fábricas llegó a ser la obsolescencia de sus equipos y la producción durante años de modelos que en otras partes del mundo habían dejado de fabricarse. 
Durante la Segunda Guerra Mundial, la industria se especializó en la producción de bienes de consumo, concentrados en las industria alimenticia, textil, química y farmacéutica, para lo cual se aprovechó eficazmente la maquinaria adquirida durante la fase expansiva de los años '30. La profundización de la industrialización suponía un importante esfuerzo en la innovación del parque tecnológico, si se quería continuar con el proceso de crecimiento económico. Ello significaba mayor inversión, que no fue respondida. Requería de mayores importaciones de insumos y bienes de capital, lo cual tendió a incrementar la dependencia de las importaciones, en vez de resolver los problemas de la balanza comercial, tal como se pretendía. Requería de importantes inversiones en infraestructura, caminos y comunicaciones, hasta la producción de energía eléctrica, vital para la marcha de las fábricas. Dada la gran magnitud de esas inversiones, el argumento más generalizado era que el Estado debía suplir a los inversionistas privados, que carecían de semejante cantidad de capital. Este argumento reforzaba las tendencias más favorables a extender la participación del Estado en la actividad económica. 
Entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y la Revolución Cubana se produjeron algunos cambios profundos en la estructura económica latinoamericana... La afirmación de las políticas económicas industrialistas, con el aval de la por entonces muy influyente CEPAL y de su principal impulsor, el economista argentino Raúl Prebisch, supusieron el encumbramiento de aquellos grupos que apostaron claramente por la industrialización, en detrimento de algunos sectores de la oligarquía tradicional exportadora. La planificación se convirtió en una importante arma de las políticas económicas y con ella el avance del intervencionismo estatal fue imparable y esto ocurrió en la mayor parte de los gobiernos de la región, con total independencia de su filiación política. Todo indicaba que en América Latina no existía una política económica alternativa a la industrialización. 
La apuesta por la industrialización y el énfasis en el mercado interno llevaron a descuidar las exportaciones y como consecuencia de ello disminuyeron las divisas generadas por las ventas al exterior y los ingresos del Estado provenientes de la recaudación aduanera. No sólo eso, ya que en ciertas oportunidades fue el sector exportador el que tuvo que subsidiar la aventura industrialista, con la consiguiente pérdida de competitividad para su propio desarrollo. Ante la falta de recursos, la reinversión en el sector exportador también comenzó a desaparecer... 
Otro grupo, de un peso cada vez mayor, que iba a apostar por la industrialización y por una creciente participación del Estado en la economía era el de la burocracia. Los militares destacaron ampliamente dentro de este grupo. Aludiendo razones de seguridad nacional, cayeron bajo su control fábricas de explosivos y armamentos, pero también de productos químicos, electrónicos y de todo tipo. Burócratas, militares y tecnócratas a partir del aprovechamiento de los presupuestos nacionales supieron sacar buen partido de todos cambios, en tanto fueron los encargados de gestionar y administrar la marcha hacia la industrialización. 
El intento de industrialización sólo pudo tener éxito en la medida en que caló muy hondo en la sociedad y en que fue capaz de aglutinar a vastos y diferentes grupos sociales en un equilibrio precario y bastante inestable. En primer lugar, se necesitaban acuerdos con los obreros industriales que disminuyeran el nivel de conflictividad laboral, lo que de alguna manera suponía introducir criterios de moderación en la explotación de la fuerza de trabajo por parte de los patronos, extremo éste con el que no siempre concordaban. Este acuerdo no era fácil de concretar, de ahí la importancia creciente de los populismos en el continente, reforzados eficazmente por políticas asistenciales y de previsión social. El Brasil de Vargas y la Argentina de Perón son ejemplos claros, pero no los únicos, de estas situaciones. 
Por otra parte, los sectores populares urbanos, en tanto consumidores, se encontraban en una postura de fuerza nada desdeñable... Lo esencial era garantizar su nivel de ingresos, su capacidad de consumo y la defensa de sus puestos de trabajo. En el caso de las dos primeras situaciones, el excesivo proteccionismo supondría un encarecimiento de los artículos de consumo, ante la subida artificial de precios favorecida por los subsidios y los aranceles. De ahí que resultara muy importante recubrir el discurso industrializador con un barniz nacionalista que planteara claramente que sólo un país con industria propia podía desarrollarse. Una vez instalados como trabajadores fabriles, la defensa de su puesto de trabajo era también la defensa del propio sector industrial, lo que explica claramente por qué ante la quiebra de numerosas empresas, de todo tipo, el Estado tuviera que aparecer como el padre salvador. 
Las necesidades industriales de importar insumos y tecnología extranjeros llevaron a la mayor parte de los gobiernos a tener monedas sobrevaluadas frente a las principales divisas extranjeras (dólar o libra esterlina, fundamentalmente), lo que tendía a recortar las ganancias de los exportadores.

Texto basado en información de:
http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/contextos/3110.htm

Preguntas:
1- Realiza una lista con las características que poseían las fábricas instaladas en América Latina durante el período conocido como I.S.I.
2- ¿Qué rol tuvo el empresariado extranjero en Latinoamérica?
3- Explica las expresión: "La industria latinoamericana surgió con la bendición del proteccionismo oficial".
4- ¿El modelo ISI o de crecimiento económico hacia dentro fue una necesidad  por las condiciones del mercado internacional o una decisión política  que tomaron los grupos dirigentes? Fundamenta tu respuesta.


LinkWithin