17 feb. 2011

Las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki

1945: El Desastre de Hiroshima
La bomba atómica de Hiroshima estalló exactamente a las 08:15 del 6 de agosto de 1945 hora japonesa, en ese instante del reloj, cada año, se realiza un minuto de silencio en la ciudad (sesenta segundos) para recordar a las más de 140.000 víctimas, 78.000 de las cuales murieron en menos tiempo del que lleva leer estos párrafos. Alrededor de 50.000 personas se congregan en el Parque de la Paz de Hiroshima, entre ellos sobrevivientes de la tragedia y los familiares de las personas que murieron durante el ataque. Niños y adultos colocaran flores en un memorial y una campana resuena en recuerdo del momento de la explosión y luego se da el minuto de silencio.

El lanzamiento de "Little Boy" en 1945
A las 08:15 cayó un manto de silencio sobre una ciudad que hace 60 años sólo vio un intenso fogonazo de luz. El legado histórico del ataque en Hiroshima aún es centro de debate. Los estadounidenses sostienen que el ataque puso fin a la Segunda Guerra Mundial, pero algunos historiadores señalan que Japón, ya estaba perdiendo la guerra cuando se lanzaron las bombas atómicas. 
La bomba de Hiroshima fue seguida por la de Nagasaki el 9 de agosto, donde sus habitantes también pudieron ver un intenso fogonazo.
El 6 de agosto de 1945 a las 08:10 de la mañana muchos de sus 350.000 habitantes se preparaban para ir al colegio o al trabajo. Cinco minutos después todo cambió. A las 8:15 horas un bombardero militar americano llamado “Enola Gay” arrojaba una bomba atómica llamada “Little Boy” en el corazón de la ciudad de Hiroshima. La bomba, de uranio enriquecido, con sus 4 toneladas de peso, fue detonada a 600 metros de altura sobre la ciudad, estallando con una fuerza equivalente a la de 12.500 toneladas de explosivo altamente destructivo. La totalidad de Hiroshima quedó prácticamente reducida a escombros. La estimación final del número de muertes es de 200.000 víctimas. A pesar de las horribles consecuencias de este atroz experimento nuclear, tres días después, el 9 de agosto, Estados Unidos arrojó una segunda bomba atómica conocida como "Fat Man", siendo esta vez de plutonio.
Nuevamente, el resultado fue la destrucción masiva de la ciudad y la muerte de casi 100.000 personas.Como consecuencia de la explosión nuclear, una enorme bola de fuego envolvió la ciudad de Hiroshima, dejando las sombras de las personas impregnadas en los muros y calles. Aquellas sombras muertes son re-dibujadas cada año como una conmemoración, fantasmagórica, a los que así murieron. Aquellos que no se convirtieron en polvo ardieron por el extremado calor, que superó los 5.000ºC de temperatura. Incluso partes de los edificios sencillamente se derritieron. 
La mayoría de los que sobrevivieron sólo lo hicieron por unos pocos días. Los supervivientes, además de los efectos inmediatos de la bomba, empezaron a aparecer rápidamente otras alteraciones de la salud en aquellas personas que aparentemente habían resultado ilesas (síndrome agudo de radiación, diarreas, hematomas, pérdida total o parcial de pelo, disminución extrema de los glóbulos blancos de la sangre, cansancio generalizado). Los supervivientes de las bombas de Hiroshima y Nagasaki se autodenominan "Hibakusha" y muchos de ellos están afectados por aquellas explosiones cuyos efectos sufren todavía en forma de graves alteraciones de su salud como anemia, leucemia y tumores malignos. Muchos hibakusha padecen graves trastornos psíquicos y alteraciones de su conducta social y cientos de miles de personas siguen necesitando tratamiento médico hoy día gracias a los efectos radiactivos. 
La conclusión para muchos investigadores es que estos bombardeos fueron crueles experimentos nucleares para demostrar el predominio político y militar de los Estados Unidos en el mundo emergente tras la Segunda Guerra Mundial.

Texto extraído de: 
http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/desarme/desarme-nuclear/
Imagen previa al lanzamiento del "Little boy"  (muchachito) desde el B-29 Enola Gay,  lanzado el 6 de agosto de 1945.

Imagen del instante de la Explosión de la bomba en Hiroshima.



Ciudad de Nagasaki destruida tras la segunda bomba atómica, lanzada el 9 de agosto, desde el Bombardeo Bockard.
Ciudad de Nagasaki destruida tras la
segunda bomba atómica,
lanzada el 9 de agosto, desde el Bombardeo Bockard.


Mujer que sobrevivió calcinada a la  bomba en Nagasaki.

¿Culpables...? solo víctimas
Víctimas de la bomba de Hiroshima.
Harry Truman a los estadounidenses
Dieciséis horas después del ataque el Presidente Truman anunció públicamente desde Washington el uso de una bomba atómica:
"Los japoneses comenzaron la guerra desde el aire en Pearl Harbor. Ahora les hemos devuelto el golpe multiplicado. Con esta bomba hemos añadido un nuevo y revolucionario incremento en destrucción a fin de aumentar el creciente poder de nuestras fuerzas armadas. En su forma actual, estas bombas se están produciendo. Incluso están en desarrollo otras más potentes. [...] Ahora estamos preparados para arrasar más rápida y completamente toda la fuerza productiva japonesa que se encuentre en cualquier ciudad. Vamos a destruir sus muelles, sus fábricas y sus comunicaciones. No nos engañemos, vamos a destruir completamente el poder de Japón para hacer la guerra. [...] El 26 de julio publicamos en Potsdam un ultimátum para evitar la destrucción total del pueblo japonés. Sus dirigentes rechazaron el ultimátum inmediatamente. Si no aceptan nuestras condiciones pueden esperar una lluvia de destrucción desde el aire como la que nunca se ha visto en esta tierra."
                                                      
El presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman
Audio sobre el anuncio de Harry Truman y las bombas atómicas 

No hay comentarios.:

LinkWithin