17 abr. 2011

Cine, comedia y Guerra Fría


Un, dos, tres (1961)
Director: Billy Wilder. 
Intérpretes: James Cagney, Arlene Francis, Horst Buchholz, Pamela Tiffin.
Música: André Previn
Argumento:
Película basada en una obra teatral de Ferenc Molnár,  con guión de I. A. L. Diamond y Billy Wilder.
C.R. MacNamara (James Cagney), representante de Coca-cola en Berlín Occidental, acaricia desde hace tiempo la idea de introducir su marca en la URSS. Sin embargo, un alto directivo de la empresa en Atlanta, el señor Hazeltine, le encarga cuidar de su hija Scarlett (Pamela Tiffin), que llega a Berlín esa misma tarde. Scarlett, una joven inocente y alocada, eludiendo la vigilancia de MacNamara, se enamorará de Otto Piffl (Horst Buchholz), un joven comunista de la Alemania oriental.
En  este esta estupenda comedia podemos encontrar en un solo "pack" un relato de sátira política, social, familiar y del mundo de los negocios. La acción se mueve a un ritmo trepidante, que no da respiro al espectador -si te pierdes un minuto, te pierdes los gags.
El argumento desarrolla una historia sencilla, pero atractiva. Los diálogos son vertiginosos, ocurrentes y con el humor más elegante "made in Wilder". Incluyen juegos de palabras, "gags" verbales y visuales, y situaciones hilarantes. La comicidad es mucho más directa y primaria que en otros films del autor, y está basada en múltiples ideas como las ocultaciones de identidad -nazis que quieren disimular su pasado-, confusiones de género, travestismo, referencias sarcásticas, desgracias ajenas, caídas, tropiezos, malentendidos, etc.
Billy Wilder critica de forma irónica y directa los estereotipos del comunismo y del capitalismo -sin decantarse por unos u otros-, desvela los puntos débiles de la familia americana, denuncia la ambiciones del ascenso social y ridiculiza la aristocracia. A su vez destaca por encima de todo el tremendo contraste que se da entre el idealismo del joven Otto y el pragmatismo de MacNamara.
A ésto podemos sumar la música, con una partitura muy dinámica, rítmica y colorista, y la fotografía en un blanco y negro que mueve la cámara con extraordinaria eficiencia y soltura -montando extraordinariamente el film-, conforman esta obra maestra de la comedia.

Información obtenida gracias a: http://guionoriginal.blogspot.com

No hay comentarios.:

LinkWithin