12 nov. 2013

Las comunicaciones y el transporte tras el Militarismo

Ferrocarril
Los trabajos de construcción de la primera línea de ferrocarriles en Uruguay, comenzaron en abril de 1867, en el Paso Molino. La empresa nacional "Ferrocarril Central" había obtenido la concesión para el tendido de vías hasta Durazno, a 205 km de Montevideo. No obstante, desde hacía más de una década se habían presentado proyectos sin resultados. El primer tramo, de 18 km entre Bella Vista y Las Piedras, se inauguró el 1º de enero de 1869. Para continuar la extensión de la línea y debido a la falta de capitales en el país, se solicitaron varios empréstitos en Londres, donde, como forma de control, se constituyó un directorio. Vistos los problemas financieros y los altos costos de la administración nacional, los británicos adquirieron la mayoría de las acciones. El "Central Uruguay Railway", la mayor de las empresas británicas que operaron en el país, nació formalmente el 1º de enero de 1878, en el gobierno militar de Lorenzo Latorre.Ya para ese entonces habían aparecido varias empresas que fueron iniciadas por capitales nacionales, pero terminaron bajo control británico al no encontrar capitales en el país para culminar las obras.
Estación Central de Trenes
En 1884 el Gobierno aprueba la Ley de Trazado General de Ferrocarriles, que regula y diseña el trazado de la red ferroviaria nacional. Ese plan estableció el sistema radial, es decir todas las líneas convergían en Montevideo, se reconocía el hecho de ser una ciudad-puerto dominante. A los 25 años de explotación el Estado podría expropiar las líneas. Se otorgaba una garantía de utilidad del 7% sobre una estimación de 5000 libras por km. Debido a eso, si se abarataba el costo de las obras, aunque disminuyera la calidad, las ganancias aumentaban, lo que llevó al excesivo número de curvas y rampas que tienen las líneas construidas por las compañías británicas al no haberse practicado los desmontes, puentes y túneles que indicaba un trazado científico de las líneas. Este inconveniente se reflejó en mayor lentitud de los trenes y menor aprovechamiento de la fuerza motriz de las locomotoras, con mayor consumo de combustible y desgaste de materiales. En 1897 se inauguró la majestuosa Estación Central de Montevideo, que sustituyó a la pequeña estación terminal incendiada a fines de 1891.
El ferrocarril junto al importante rol que cumplió en las comunicaciones y transporte, significó un elemento de unificación y coacción para el gobierno. No sólo resultó beneficioso para los privados, ejemplo aquellos estancieros que enviaban sus ganados al puerto de Montevideo, sino también al Estado como herramienta para controlar mejor la campaña y fortaleciendo el poder de la capital.

El Telégrafo
La primera experiencia en América del Sur con el telégrafo se efectuó en 1855 en Montevideo, cuando Adolfo Bertonnet, un mecánico armero francés que durante la Guerra Grande había servido al Gobierno de la Defensa, envió un mensaje transmitido desde el Cabildo hasta la casa nº 105 de la calle Colón, a unas diez cuadras, en el actual barrio de la Ciudad Vieja. En 1865 la firma que integraban Juan Proudfoot y Mateo Gray tendió el cable submarino entre Montevideo y Buenos Aires, dirigidos por el ingeniero Juan Oldham. Con esta línea comenzaron a funcionar tres estaciones, aparte de las de Montevideo y Colonia; Canelones, San José de Mayo y Rosario, inaugurándose el 28 de noviembre de 1866, cuando el presidente Venancio Flores y sus ministros concurrieron al acto inaugural que se realizó en la Bolsa de Comercio, antigua sede del servicio telegráfico.
El resto del Uruguay fue alcanzado luego con el tendido ferroviario y por empresas particulares. En1873 se iniciaron las obras de tendido de las líneas telegráficas con un recorrido de 4.357 km y un movimiento de 232.000 despachos. Para 1900 ya eran 5.700 km y 397.000 los despachos. Una de las preocupaciones del militarismo era tener una vía de comunicación rápida que conectara las comisarías del interior del país.
¿Cómo se desarrollaban las comunicaciones en ese momento en el resto del mundo? Se funda en Inglaterra en 1873 “The Brazilian Submarine Telegraph Co." con el propósito de unir el continente europeo con Brasil y se inaugura en 1874 el servicio entre Carcavelos (Portugal) y Recife en el estado de Pernambuco. En esta empresa figuraba como principal promotor el Barón de Mauá. El cable tocaba además Madeira e Islas de Cabo Verde. La operación en Carcavelos ya formaba parte del grupo británico “The Eastern and Associated Telegraph Companies”, por lo que se aseguraba desde ahí conexión con las mayores ciudades del mundo. La red británica privada era la más importante de la época., con más de 120.000 millas náuticas de cables submarinos en operación. Se estimaba para esa época que la inversión Británica en el Río de la Plata era de aproximadamente 25 millones de libras esterlinas, por lo que se daba por descontado un tráfico importante para atender las necesidades del comercio regional. Se formó en 1873 “The Western and Brazilian Telegraph Co.” para tender cables submarinos entre todas las ciudades importantes de la costa brasileña.
Se esperaba tender un cable entre la ciudad de Río Grande y Montevideo, pasando por Chuy y Maldonado.
Operario del telégrafo
Desgraciadamente en el intento se perdió en 1873 el cablero “Gomos", que encalló cerca de Río Grande, perdiéndose todo el cable a bordo. En noviembre de 1874 el cable de reemplazo fue embarcado en el cablero “La Plata” el que a su vez naufragó en la bahía de Vizcaya, perdiéndose la totalidad de la tripulación (55 hombres) y todo el cable. Se recurrió temporalmente a la red aérea del “Telégrafo Oriental” de capitales uruguayos, que saliendo de Montevideo llegaba a Yaguarón y de ahí a Pelotas y Río Grande donde se recibían los mensajes para ser entregados a la Western and Brazilian. Este sistema funcionó por primera vez el 4 de agosto de 1874. 
En 1875 se inauguró el servicio entre Uruguay y Europa, por cable, al tenderse el cable entre Río Grande y Montevideo, con escala en el Chuy, por el cablero Ambassador. En realidad el sistema comprendía cables que desde Río de Janeiro tocaban Santos, Florianópolis, Río Grande. El primer telegrama enviado por este sistema fue para denunciar la presencia a bordo del buque “Camoens” del asaltante a la empresa de transportes “La Salteña” que huía con 17.000 patacones, fruto del asalto. Fue detenido en Río de Janeiro. La demora de más cuarenta días en la correspondencia desde o hacia Europa, se redujo a horas. El Uruguay estaba conectado con Brasil y Argentina y con el resto del mundo a través de Inglaterra.
Moneda de plata emitida en 1874 para
conmemorar la instalación del cable.
Ejemplo de Telegrama
1924








Las comunicaciones Telegráficas "The River Plate Telegraph Co." por Julio Dornel.

No hay comentarios.:

LinkWithin