15 ene. 2014

"El hombre que hizo hablar a las palabras más allá de la muerte"

    Un pájaro vivía en mí.
    Una flor viajaba en mi sangre.
    Mi corazón era un violín.

    Quise o no quise. Pero a veces
    me quisieron. También a mí
    me alegraban: la primavera,
    las manos juntas, lo feliz.
    ¡Digo que el hombre debe serlo!
    (Aquí yace un pájaro.
    Una flor.
    Un violín.)

(“Epitafio”, primer poema de su primer libro, Violín y otras cuestiones.)




1 comentario:

paginas web dijo...

Super interesante!!

LinkWithin