1 may. 2016

1º de mayo y los Mártires de Chicago

El movimiento obrero y sus reivindicaciones pueden documentarse casi desde los comienzos de la Revolución Industrial (mediados del siglo XVIII y XIX). Sofocado en sus comienzos, será para 1850, con el crecimiento vertiginoso de la industria, que los obreros comenzarán a tomar un nuevo protagonismo. Serán los promotores de múltiples formas de organización y con una conciencia propia sobre su situación, es, sin duda, el movimiento sindical, una de los aspectos más trascendentes de lo que llamamos "movimiento obrero". La actitud de crítica con respectos a los problemas laborales o lo que se denomina  "cuestión social" de los trabajadores, vienen de la mano con una actitud de propuesta y reivindicaciones de lo que serán los derechos laborales. Una de las primeras reivindicaciones de los obreros será la jornada laboral de las 8 horas, que se transformará en un símbolo de los reclamos sindicales.
En noviembre de 1884 se celebró en Chicago el Congreso de la Federación Americana del Trabajo (reunía sindicatos de Estado Unidos y Canadá), en el que se propuso que a partir del 1º de mayo (en este mes se renuevan la mayoría de los contratos laborales en Estados Unidos) de 1886 se exigiera a los patrones el cumplimiento de una jornada laboral de 8 horas y, de no ser así, se iría a huelga. Llegada la fecha, las organizaciones laborales y sindicales de Estados Unidos se movilizaron.
La lucha por las 8 horas
La reivindicación de las 8 horas tenía amplio apoyo en Chicago. Allí la jornada se extendía desde las 4 de la mañana hasta las 8 de la noche. Aquellos que trabajaban 14 o 15 horas se consideraban afortunados. El 1º de mayo de 1886 comenzó una huelga en la ciudad que comenzó con 40 mil trabajadores  llegando a los 65 mil. La adhesión de los trabajadores a la medida no era fácil. Chicago era patrullada constantemente por la policía que, junto con elementos patronales, organizaba provocaciones contra cualquier grupo de trabajadores. Al trabajador en huelga le quedaban dos alternativas: o se quedaba refugiado en su casa o andaba en grupo con sus compañeros de trabajo. El espacio público de la ciudad era disputado de hecho entre la clase obrera y la burguesía.
Placa conmemorativa del gobierno de Chicago
dedicada a los trabajadores involucrados en el incidente de 
Haymarket, los mártires de Chicago.
En rotulador,"Primero tomaron vuestras vidas, 
ahora explotan vuestra memoria".
El episodio más famoso de esta lucha fue el funesto incidente del 4 de mayo de 1886 en la Plaza Haymarket de Chicago; se celebró un acto de repudio a una brutal represión ocurrida el día anterior contra unos huelguistas. Cerca del final del acto ingresó a la plaza un escuadrón policial. Una bomba fue arrojada y al explotar mató a un policía e hirió a otros. De inmediato la respuesta policial dejo un tendal de unos 40 manifestantes muertos y decenas de heridos. No satisfecho con eso el gobierno de Illinois acusó a varios dirigentes obreros por esos hechos. Aunque nunca se probó quién fue el responsable de ese atentado, en 1887, ocho líderes sindicalistas y anarquistas fueron acusados, juzgados y condenados a muerte. Fueron ahorcados (menos uno que apareció muerto en su celda) a pesar del reclamo y la oposición mundial.
Ilustración contemporánea de la bomba de Haymarket
Grabado que muestra la explosión en la 
Revuelta de Haymarket
La elección de los acusados fue política. Dos de ellos ni siquiera estuvieron en la manifestación de Haymarket, otros se habían retirado antes de la explosión. Lo que quedaba claro era que se ponía  en juicio las ideas políticas de estos sindicalistas, dicho explícitamente por la acusación en varios tramos del juicio, plagado de vicios legales, falta de garantías, testigos falsos y demás catálogo de violencias y trampas a que fueron sometidos los trabajadores. La índole fraudulenta del juicio fue tan evidente que, aun en medio de una ensordecedora campaña nacionalista contra los "terroristas extranjeros" (ya que muchos obreros eran inmigrantes), el jurado no se atrevió a condenar a muerte a todos los acusados, como era la intención primera de los organizadores del juicio. Años más tarde el gobernador Altgeld afirmó que el juicio que los condenó se caracterizó por "la histeria", lo que estaba en juicio eran las idean anarquistas y se esperaba que "con la muerte de estos militantes murieran dichas ideas".
El 11 de noviembre de 1887 Spies, Engel, Fischer y Parsons fueron ahorcados. Unos días antes Louis Lingg se había quitado la vida en su celda. A partir de ese momento fueron conocidos como los "Mártires de Chicago" y considerados "héroes" de la clase trabajadora. En su funeral asistieron más de 25.000 trabajadores. Los otros compañeros (Fielden, Schwab y Neebe) pasaron largos años en prisión hasta que el peso de las mentiras acumuladas obligó a una revisión del proceso que concluyó con la libertad de los tres sobrevivientes. El 26 de junio 1893 el gobernador Altgeld los puso en libertad y dejó en claro eran inocentes del delito por el que habían sido juzgado: "ellos y los ahorcados fueron las víctimas de la histeria, de jurados tendenciosos y de un juez sesgado".

La sentencia:
El 11 de noviembre de 1887 se consumó la ejecución de Albert Parsons (estadounidense, 39 años, periodista), August Spies (alemán, 31 años, periodista), Adolph Fischer (alemán, 30 años, periodista) y Georg Engel (alemán, 50 años, tipógrafo). Louis Linng (alemán, 22 años, carpintero) se había suicidado antes en su propia celda. A Michael Swabb (alemán, 33 años, tipógrafo) y Samuel Fielden (inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil) les fue conmutada la pena por cadena perpetua y Oscar Neebe (estadounidense, 36 años, vendedor) fue condenado a 15 años de trabajos forzados.

Dos años después, en julio de 1889, la Segunda Internacional reunida en París resolvió que “Se organizará una gran manifestación en fecha fija, de tal manera que simultáneamente en todos los países y en todas las ciudades en el mismo día convenido, los trabajadores pedirán a las autoridades oficiales la reducción, mediante una ley, de la jornada de trabajo a 8 horas... En vista que una manifestación análoga ha sido aprobada para el 1º de Mayo de 1890 por la Federación Americana del Trabajo, en su Congreso celebrado en Saint Louis... se adopta esa fecha para la manifestación internacional”.

Relato de la ejecución por José Martí, corresponsal en Chicago del periódico La Nación de Buenos Aires:
...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...
José Martí

Material elaborado por la docente gracias al aporte de:
"Historia del Mundo Contemporáneo" de Antonio Fernández, Ed. Vicen Vives

29 abr. 2016

Mineritos (2009-2011)

Hemos estado abordando las consecuencias sociales de la Revolución Industrial, la llamada cuestión social y el movimiento obrero, y entre ellos, analizamos testimonios sobre el trabajo infantil y su explotación. Es así, que vale la pena exponer el estupendo trabajo de fotorreportaje del peridista Daniel Burgui Iguzkiz: "Mineritos" y poder analizar el trabajo infantil, especialmente en la minería ayer y hoy. 

Mineritos from dburgui on Vimeo.

Mineritos (2009-2011) de Daniel Burgui Iguzkiz
Abigaíl Canaviri de 14 años, Efraín Epinosa de 12, o Fernando Pérez de 15, son algunos de los 13.000 niños bolivianos que todos los días descienden a las destartaladas galerías subterráneas de las minas de Bolivia, unas de las más peligrosas y deterioradas del mundo. 
Por desgracia, el trabajo infantil es una realidad demasiado común en muchos países, pero en el caso de la minería esta realidad es una pesadilla terrorífica y atroz. Las precarias condiciones de trabajo de estos niños rozan el esclavismo y los riesgos a los que se exponen a menudo conllevan la muerte: derrumbes, explosiones, enfermedades, gases letales o violaciones de mineros borrachos.
El reportaje rescata la dignidad de estos niños, sus sueños, ilusiones, su forma de organizarse y reclamar sus derechos. Y plantea el debate de la erradicación del trabajo infantil.
Es fruto de un viaje que realicé en 2009 con el periodista y amigo Ander Izagirre a Bolivia con el ánimo de documentar la vida de estos ‘mineritos'. Ha sido publicado en diferentes medios en España, Bolivia e Italia.
En 2010, el texto de Ander y mis fotografías fueron galardonados con el premio Manos Unidas de Periodismo, como la mejor información del año sobre los países del Sur.
En 2011 regresamos al Cerro Rico y revisité a los mismos muchachos que había retratado dos años atrás, continuando así su historia y completando el reportaje con nuevas informaciones y fotografías, centrando el foco esta vez en la terrible violencia doméstica que sufren con especial crudeza niños y mujeres y cómo estas señoras y jóvenes del Cerro sacan adelante su comunidad liderándola hacia el progreso, la eduación, la igualdad y un futuro alejado del ambiente de las minas.




Información e imágenes de: http://dburgui.com/

Textos sobre cuestión social


Textos que trabajaremos en el aula abordando el tema Cuestión social y movimiento obrero en el siglo XIX.
Cada texto será analizado, mediante una serie de consignas que pretenden, en primer lugar, analizar e identificar el tipo de texto y sus características así como las principales ideas, cuáles eran los principales problemas que debía afrontar el nuevo sector social _ trabajador fabril (proletariado)_ y plantear posibles respuestas a la hora de enfrentar dichos problemas _movimiento obrero_:


“...una sola máquina, atendida por una persona adulta y por cinco o seis niños, realiza el trabajo como de treinta hombres trabajando a mano según el sistema antiguo... La introducción de la citada máquina tendrá por consecuencias casi inmediata el privar de sus medios existenciales a la masa de los obreros. Todos los negocios serán acaparados por algunos empresarios poderosos y ricos... con dolor y en la más profunda angustia ven aproximarse el tiempo de miseria en el que cincuenta mil hombres, con sus familias, privados de todos los recursos... se verán reducidos a implorar la caridad de las parroquias.”

Petición de los Obreros a los Comunes: Diario de la Cámara de los Comunes, 1794.


“En los primeros años del Siglo XIX, la jornada empezaba en las fábricas textiles de Nueva Inglaterra a las 5 o 6 de la mañana y termina a las 7:30 de la tarde… tal es el horario de todo operario, ya fuese éste viejo, hombre, mujer o niño. Se preocupaba frecuentemente estafar a los trabajadores. Una práctica muy común consistía en pagar en efectivo sólo parte de los jornales correspondientes y la otra en billetes que servían sólo para efectuar compras en los almacenes de propiedad del manufacturero…Otro uso (difundido) era el de retener el salario del obrero; trabajaba por espacio de un mes y se le pagaban sólo dos semanas, quedando siempre una mora de dos semanas…”

Leo Huberman, “Nosotros el pueblo”, Ed. S/D Pág. 150 


“Yo estaba entonces en la fábrica de Mr. Breid... allí se trabajaba en verano tanto como duraba la claridad del día y no podría decir a qué hora se paraba. Nadie, excepto el patrono y su hijo, tenían reloj, y no sabíamos la hora. Había un obrero que poseía un reloj, era un amigo, según creo, que se lo había regalado. Le fue confiscado y guardado por el patrono, porque le había dicho a los camaradas la hora que era.”

Testimonio de un obrero de 1830 citado en “The factor movement” de Goodman, 1973


"Tiro de las vagonetas bajo la tierra sobre una distancia de media legua entre ida y vuelta. Tiro de ella durante ocho horas por días con ayuda de una cadena atada a mi cintura. Las heridas que tengo en mi cabeza me las he hecho descargando las vagonetas. Los hombres de la cuadrilla a la que pertenezco trabajan desnudos, salvo la cabeza que se la cubren con una gorra. A veces, cuando no voy bastante rápido me pegan..."

Testimonio de la niña, Patience Kershaw, de 12 años recogido por la Comisión Ashley  
para el estudio de la situación en las minas, 1842
'La vida cotidiana  en Inglaterra al comienzo de la era victoriana'.


"Mis dos hijos, uno de 10 el otro de 13 años, trabajan en la fábrica de Milnes, en Lenton. Entran en ella a las cinco y  media de la mañana y no paran hasta  la hora del té... disponen de media hora para comer  y vuelven a su casa a las diez menos cuarto. Es corriente que el trabajo se prolongue hasta las diez, hasta las once y hasta las doce. Ganan entre 6 chelines  y 2 peniques por semana.
Uno de ellos, el mayor, trabajó dos años en la fábrica  de Wilson, ganaba dos chelines 3 peniques por semana. La dejó porque el vigilante le pegaba y le arrancó un diente. Me quejé  y lo despidieron. Ahora trabaja 16 horas, y como es natural, cuando llega a casa está muy cansado. Me he visto obligado a pegarle con una correa y pincharle para que se despierten. Me ha causado un enorme dolor el tener que hacerlo."
Declaraciones de un padre, en el año 1823

“Me situé en la calle Oxford de Manchester y observé las riadas de obreros en el momento en que abandonaban las fábricas... los niños tenían casi todos mal aspecto, eran pequeños, enfermizos, iban descalzos y mal vestidos. Muchos no aparentaban tener más de 7 años. Los hombres, de 16 a 24 años en general, ninguno de ellos de edad avanzada, estaban tan pálidos y delgados como los niños. Las mujeres eran las que tenían apariencia más respetable, pero entre ellas no vi a ninguna que tuviese un aspecto lozano, o bello. Vi, o creí ver, una estirpe degenerada, seres humanos mal desarrollados y debilitados, hombres y mujeres que no llegarían a viejos, niños que jamás serán adultos saludables. Es un triste espectáculo.”

Informe Médico, 1831.

3 abr. 2016

Ficha 1 para 3er año Ciclo Básico

Principales características de la Revolución Industrial siglo XIX

1 - Lee el siguiente texto y responde:
“... se inicia en Inglaterra, y se difunde después a otras naciones europea, una transformación profunda de los sistemas de trabajo y de la estructura de la sociedad. Se pasa del viejo mundo rural al de las ciudades..., del trabajo manual a la máquina, del taller a la fábrica. Los campesinos abandonan los campos y se trasladan a trabajar a las ciudades, el artesanado desaparece casi por completo... En las concentraciones industriales aparece el proletariado, masa de braceros que trabajan con máquinas que no son suyas. Todo se transforma...
Con la revolución industrial se producen cambios cuantitativos: del taller con varios operarios se pasa a la gran fábrica con centenares de obreros, de pequeñas villas a la metrópoli de centenares de miles de habitantes...”

(“Historia del mundo Contemporáneo” A. Fernández, Ed. Vicens-Vives S.A., Barcelona 1996. Pág.4)

a)- Sustituye la frase resaltada en negrita.
b)- Realiza una lista con los principales cambios que vivió Europa tras la Revolución Industrial. ¿Por que se dice que son cambios cuantitativos?


2 - Lee el siguiente texto y responde:

"La máquina de hilar se experimentó desde 1740, se perfeccionó a partir de 1783, pero no fue completamente utilizable hasta 1825. La época del telar mecánico da comienzo casi por las mismas fechas. Estas máquinas empezaron también a fabricarse y emplearse en Inglaterra. Pero las máquinas y sus fábricas requerían carbón y hierro, por lo que aquellos países que lo poseían gozaban de una gran ventaja.
Todo ello provocó una imponente conmoción. Algunas personas eran propietarios de las máquinas. Y para hacer funcionar una de aquellas máquinas no necesitaban haber estudiado mucho, pes la máquina lo hace todo por si sola. En unas horas se puede enseñar con facilidad. Así, quien fuera dueño de un telar mecánico contrataba a unas pocas personas (podía incluso ser mujeres o niños) que eran capaces de realizar más trabajo que el producido antes por cien tejedores expertos en el oficio. ¿Qué harían ahora los tejedores de una ciudad si, de pronto, se instala allí una de esas máquinas?... Lo aprendido en un trabajo de años como aprendices y oficiales resultaba totalmente superfluo; la máquina lo hacía más rápido, y hasta mejor, e incomparablemente más barato, pues no necesita dormir ni comer como una persona. No le hace falta descansar jamás. El fabricante, con su máquina, se ahorraba  todo lo que habrían necesitado cien tejedores para llevar una vida feliz.  Sin embargo, ¿no necesita también él trabajadores para hacer funcionar una máquina? Sin duda. Pero, en primer lugar, muy pocos; y en segundo lugar, sin ninguna preparación.
... hubo algo más: los cien tejedores se quedaron ahora sin empleo. Morirían de hambre irremediablemente, pues su trabajo lo realizaba una máquina. No obstante, como es natural, antes de morir de hambre junto con su familia, una persona está dispuesta a todo. Incluso, a trabajar por una cantidad de dinero increíblemente escasa, con tal de recibir cualquier cosa para seguir viviendo y trabajando. Así el fabricante dueño de las máquinas podía llamar a los cien tejedores hambrientos y decirle:  ¿Por cuánto dinero lo haréis?Aunque hubiese en ese momento alguien que respondiera : "Quiero una cantidad que me permita vivir tan feliz como antes", es posible que otro dijese: "Me basta con poder comprar cada día una rebanada de pan y un kilo de patatas". Y un tercer, al ver que éste le arrebata su última posibilidad de vivir, afirmaría: "Lo intentaré por media rebanada de pan". Y cuatro más añadirían: "Nosotros también". "De acuerdo _respondería el fabricante_, en ese caso probaré con vosotros. ¿Cuántas horas queréis trabajar al día?". "Diez horas" diría uno. "Doce", diría el segundo, para no perder aquella oportunidad. "Yo puedo trabar dieciséis", exclamaría el tercero. Al fin y al cabo les iba la vida en ello. "Bien", diría el fabricantes, "en tal caso, me quedo contigo. Pero, ¿qué haría mi máquina mientras tu duermes?"... "Puedo mandar a mi hijo de diez años", diría el tejedor desesperado... 
No creas que todos lo fabricantes eran, en realidad, tipos tan malos como te lo he descrito aquí. Pero el más malvado y que pagara menos podría vender más barato que nadie y tenía, por tanto, el mayor éxito. Así pues, los demás se veían obligados a tratar a los trabajadores de manera similar, contra su conciencia y compasión.
La gente estaba desesperada. ¿Para qué aprender, para qué esforzarse en realizar un bello y delicado trabajo manual? La máquina hacía lo mismo en una centésima de tiempo, de manera más regular y cien veces más barato. Así, antiguos tejedores, herreros, hilanderos y carpinteros caían en una miseria cada vez mayor e iban de fábrica en fábrica con la esperanza de que les permitieran trabajar en ellas por unos céntimos."


(Texto extraído de "Breve Historia del mundo" de Ernst H. Gombrich . Península, Barcelona)


     a)- Tomando en cuanta el texto ¿qué ventajas y desventajas provocó el uso de la máquina en la producción?  
     b)- ¿Qué diferencias, plantea el autor,  entre el trabajo artesanal y el fabril? 


3 - Observa con atención la siguiente imagen y responde: 
¿Qué relación encuentras entre ésta imagen y el texto anterior? Desarrolla tu respuesta.


4 - Lee el siguiente texto y observa la imagen inferior:
“Los sistemas de transporte y de comunicaciones se ampliaron y perfeccionaron durante los años 1870-1914, para fines industriales, comerciales, militares, políticos y sociales. El período es notable por la aparición del telégrafo y de la radio, dos inventos que tuvieron importancia para todos...
Los efectos de la ampliación de los sistemas de transporte y de comunicaciones sobre los negocios fueron inmensos. Piénsese en la enorme demanda de hierro y acero al extenderse las líneas férreas a lo largo y ancho de Europa. Considérese la inmensa demanda de cobre para cables eléctricos y de petróleos para la industria automotriz... negociantes separados por miles de kilómetros podían ahora conversar fácil y económicamente... las mercancías podían atravesar toda Europa en ferrocarril en menos tiempo y a costos mucho menor... la demanda y los mercados crecían y nacieron gigantescos consorcios industriales para sustituir a los pequeños negocios de los tiempos de la carreta de caballo...”

(Friedlander y Oser “Historia económica de la Europa Moderna”, Ed. FCE, México, 1986)



a)- Enumera las transformaciones en comunicaciones y transportes que menciona el texto y ubica a qué fase de la Revolución Industrial corresponden.
b)- ¿Por qué es importante el ferrocarril para el empresario? ¿Y para el resto de la población?
c)- Explica con tus palabras que se representa en la imagen. 

5 - Observa con atención la imagen y responde:


a) Adjudicarle un título a la imagen.
b) Selecciona uno de los datos y r explica qué relación tiene con la Revolución industrial.

Safe Creative #1012248128933

9 mar. 2016

Fases y características de la Revolución Industrial

Pósteres sobre la Revolución Industrial obtenidos gracias al aporte de: www.educando.edu.do
En los dos primeros pósteres se dan datos sobre las características y principales transformaciones e innovaciones de la Revolución Industrial: observa con atención las imágenes y lee la información guiándote por la enumeración.
Clic aquí para ampliar imagen
Clic aquí para ampliar imagen
Clic aquí para ampliar imagen


Estas últimas imágenes hacen referencia a las Etapas o Fases de dicha revolución.


4 mar. 2016

Presentación sobre Revolución Industrial

Presentación que intenta abordar, de forma breve, las principales causas, características y consecuencias de dicho proceso histórico: Revolución Industrial (fines del siglo XVIII y siglo XIX).
Importante: esperar unos minutos que cargue completamente la presentación.

Material elaborado por la docente Claudia Solís Umpierrez para los alumnos de 3er. año de Ciclo Básico.

Vídeo sobre las características generales de la Revolución Industrial


Síntesis visual de las causas y consecuencias de los cambios técnicos, económicos, sociales y políticos acaecidos a partir de la segunda mitad del siglo XVIII y hasta la Primera Guerra Mudial

Animación sobre Revolución Industrial


La Revolución Industrial from Alex Ahumada on Vimeo.
Excelente trabajo: Pieza realizada para Lavinia, como parte de los proyectos finales del Máster en Motion Graphics de BAU Escola Superior de Disseny. Music: Bonobo - Black Sands.

26 feb. 2016

Técnicas de estudio: cómo hacer un resumen

Un resumen escrito es un texto que transmite la información de otro texto de manera abreviada. Hacer resúmenes es una técnica de estudio fundamental: exige una lectura atenta y comprensiva para identificar la información más importante incluida en el libro o artículo que hay que estudiar. A la hora de repasar, cuando el tiempo apremia, los resúmenes permiten "sobrevolar" rápidamente las ideas y conceptos fundamentales que podrán ser evaluados. También nos permite transmitir, de forma breve, los contenidos de un texto a alguien que necesita informarse en poco tiempo o que busca información específica. 

¿Cómo hacer un resumen? 
Hacer un resumen implica transformar un texto -que llamaremos "base"- en otro texto que reproduzca el cuerpo de ideas principales del primero en forma global y breve, dejando de lado las ideas accesorias. Para eliminar oraciones o párrafos del texto base, hay que analizar qué es lo que puede ser suprimido. Y para eso hay que reconocer cuáles son las ideas principales y cuáles son las ideas secundarias, subordinadas a las primeras.
Para hacer un resumen, en primer lugar hay que realizar las siguientes operaciones sobre el texto base:
    1- Reconocimiento del tema y los subtemas que se desarrollan.
    2- Identificar la estructura u organización del texto base. Qué partes lo componen (introducción, desarrollo y desenlace o cierre, si se trata de un texto expositivo o de una narración; hipótesis, argumentación y conclusiones, si se trata de un texto argumentativo , etc.)
    3- Redacción de breves notas al margen de los párrafos, que señalen cuáles son los temas que se desarrollan allí.
    4- Subrayado de la información sustancial. Con esta operación se distingue la información más importante, que no puede faltar, de aquella cuya supresión no alteraría la unidad del texto base.
    5- Esquema de contenido . Este tipo de cuadro permite organizar de manera gráfica las ideas principales y secundarias, y permite visualizar las relaciones que se establecen entre ellas.
    Ahora debemos realizar la redacción del resumen.

    Para que el resumen pueda redactarse de manera coherente y correcta, y represente debidamente al texto base, conviene llevar a cabo las siguientes operaciones:
1- Generalizar aquellos términos que tienen rasgos en común. Por ejemplo, en el resumen, se puede reemplazar "Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón" por "planetas del sistema solar".
2- Globalizar la información, es decir, integrarla en unidades menores de sentido completo. Por ejemplo, la oración "Juan fue al cine" puede globalizar varias oraciones de un texto, tales como "Juan tenía ganas de ver una película", "revisó la cartelera", "encontró que se había estrenado la película que quería ver", "se dirigió al cine", "sacó las entradas", etc.
3- Integrar las oraciones a partir de las relaciones que se establecen entre ellas, ya sean de causa, consecuencia u oposición. Por ejemplo, si en el texto base aparecen dos oraciones como · "Ameghino consideraba que el fósil era un objeto útil para el conocimiento." · "El fósil puede ser un testimonio de la historia de la vida y de las especies." Se puede redactar una sola oración que conecte las anteriores, en este caso por una relación causal: "Ameghino consideraba que el fósil era un objeto útil para el conocimiento ya que puede ser un testimonio de la historia de la vida y de las especies."
4- Leer el resumen para comprobar si representa los aspectos principales del texto base. 

Cómo sabemos si el resumen es correcto? 
Será correcto si nos permite responder las siguientes preguntas:
¿Cuál es el tema principal del texto A?
¿Dónde y cómo se desarrolla ese tema?
¿Cuáles son los temas secundarios del texto A?
¿Las ideas principales y secundarias, están relacionadas entre sí?
¿Cuál es la conclusión del texto A?
El resumen tiene que ser un texto coherente y se tiene que entender por sí solo, de forma independiente del texto base. No debe ser un esquema o un cuadro sinóptico. Es muy importante tener en cuenta para quién y para qué se redacta el resumen. Si lo hacemos para nosotros mismos, para estudiar, el texto resultante puede tener marcas propias, palabras familiares, de ésas que "nosotros nos entendemos". Pero si el resumen es para que lo lea, por ejemplo, un profesor que tiene que evaluar la comprensión de un texto, utilizar un nivel de lengua formal, general, que todos puedan comprender.

http://www.educ.ar
También recomiendo este vídeo muy simple sobre cómo hacer un resumen:
http://educacion.practicopedia.com/como-hacer-resumenes-2311

Técnica de estudio: aprender a subrayar

Lee atentamente y practica. El subrayado es fundamental para estudiar bien, es el paso previo para poder realizar correctamente un resume o un esquema, además de que es una técnica que nos permite analizar correctamente textos, especialmente aquellos que son extensos.

¿Por qué es conveniente subrayar?

1- Porque llegamos con rapidez a la comprensión de la estructura y organización de un texto.
2- Ayuda a fijar la atención
3- Favorece el estudio activo y el interés por captar lo esencial de cada párrafo.

4- Se incrementa el sentido crítico de la lectura porque destacamos lo esencial de lo secundario.

5- Una vez subrayado podemos reparar mucha materia en poco tiempo.
6- Es condición indispensable para confeccionar esquemas y resúmenes.
7- Favorece la asimilación y desarrolla la capacidad de análisis y síntesis

El subrayado consiste en destacar las ideas esenciales en un texto mediante el rayado, para “resaltar” únicamente lo principal del texto (las frases esenciales y palabras claves de un texto).

Debes tener en cuenta:
1- El título y los subtítulos.
2- Las ideas fundamentales.
3- Las palabras nuevas.
4- Los nombres propios, fechas y detalles importantes. 

CONSEJOS PARA UN BUEN SUBRAYADO:

Primero debemos leer el texto
· Empezar a subrayar después de una segunda o tercera lectura.
· Comenzar subrayando con lápiz para poder corregir posibles errores.
· Cuando el subrayado sea definitivo, podemos usar rotuladores fosforescentes.
· Evitar subrayar en exceso.
· Tener en cuenta que un subrayado está bien hecho si al leer las palabras y frases cortas subrayadas el escrito tiene sentido y nos proporciona su información fundamental.
· No subrayar enciclopedias, ni libros de lectura.

Distintos métodos para destacar texto
Ejemplo:

Ejemplo:















 Ejemplo bien y mal Subrayado
TextosComentarios
Lee con atención este texto, sobre las BACTERIAS, subrayado de tres maneras distintas. ¿Cual crees que es la mejor?
Una bacteria es un organismo unicelular. En la parte externa posee una capa, llamada pared celular, que la rodea. Por dentro y pegada a la pared se encuentra la membrana celular.MAL: el primer subrayado es evidente. Sobran palabras subrayadas. que esté pegada a la pared es información secundaria. Sobra el subrayado de la.
Una bacteria es un organismo unicelular. En la parte externa posee una capa, llamada pared celular, que la rodea. Por dentro y pegada a la pared se encuentra la membrana celular.BIENsolo estén subrayadas la ideas importantes. No hemos subrayado bacteria ya que se supone que es el título.
Una bacteria es un organismo unicelular. En la parte externa posee una capa, llamada pared celular, que la rodeaPor dentro y pegada a la pared se encuentra la membrana celular.MAL: no tiene sentido subrayar todo el texto, solo las ideas principales.


Mas ejemplos de subrayar:

Los elementos químicos se encuentran en el Universo en cantidades muy distintas. El hidrógeno y el helio constituyen el 99% de toda la materia del Universo. (un 90% de H y un 9% de He), mientras que el resto de los elementos constituye el 1% restante.
Una posible solución es:
Los elementos químicos se encuentran en el Universo en cantidades muy distintas. El hidrógeno y el helio constituyen el 99% de toda la materia del Universo. (un 90% de H y un 9% de He), mientras que el resto de los elementos constituye el 1% restante.
¡Sorprendente! Si te fijas, en este ejemplo curioso, basta con subrayar algunas palabras. Lee bien y verás que ¡TODO LO DEMÁS SE DEDUCE!

El texto a subrayar es:
La zona templada se extiende, aproximadamente, entre los 30º y 70º de latitud. Representa el 20% de las tierras emergidas de nuestro planeta.
Una posible solución es:
La zona templada se extiende, aproximadamente, entre los 30º y 70º de latitud. Representa el 20% de las tierras emergidas de nuestro planeta.
Hemos procurado subrayar lo menos posible (más fácil de recordar), pero sin dejarnos ningún dato importante.

Texto elaborado con datos de http://www.estudiar.be

3 ene. 2016

"El Gran Dictador" de Charles Chaplin

Título original: The great dictator
Dirección, producción y guión: Charles Chaplin (Estados Unidos, 1940)
Fotografía: Karl Struss y Roland Totheroh
Música: Meredith Wilson y Charles Chaplin
Dirección artística: J. Russell Spencer
Montaje: Willard Nico
Interpretación: Charles Chaplin (El barbero judío / Adenoid Hynkel, dictador de Tomania), Paulette Goddard (Hannah), Jack Oakie (Benzino Napaloni, dictador de Bacteria), Reginald Gardiner (Schulz), Henry Daniell (Garbitsch), Billy Gilbert (Herring), Maurice Moscovich (Señor Jaeckel), Emma Dunn (Señora Jaeckel), Bernard Gorcey (Señor Mann)
Duración: 124 minutos

Sinopsis
Un barbero judío que combatió con el ejército de Tomania en la primera guerra mundial vuelve a su casa años después del fin del conflicto. Amnèsico a causa de un accidente de avión, no recuerda prácticamente nada de su vida pasada y no conoce la situación política actual del país: Adenoid Hynkel, un dictador fascista y racista, ha llegado al poder y ha iniciado la persecución del pueblo judío, a quien considera responsable de la situación de crisis que vive el país. Paralelamente, Hynkel y sus colaboradores han empezado a preparar una ofensiva militar destinada a la conquista de todo el mundo.

Una historia dual
Chaplin adopta desde el principio una estructura dual, mostrando de mananera paralela las actividades del dictador Hynkel y sus colaboradores en la sede del gobierno de Tomania y las peripecias del barbero judío en su regreso a casa tras pasar muchos años en un hospital militar. Esta dualidad sirve al actor y director para parodiar el gobierno fascista y totalitario y, a la vez, para mostrar las pobres y miserables condiciones del gueto judío, atacado regularmente por las fuerzas de asalto del régimen. Pero a diferencia de Hynkel, que basa toda su fuerza en la palabra, el personaje del barbero judío, mucho menos trabajado que el del dictador, juega también un papel clave en el contexto de la filmografía de Chaplin, puesto que representa una clara evolución del personaje que hasta entonces había protagonizado la práctica totalidad de su obra, Charlot, el vagabundo ingenuo y solitario. El personaje del barbero, igualmente solitario y inocente, prácticamente no habla a lo largo de la película y, cuando habla, sus palabras no tienen relevancia con respecto al desarrollo de la acción. En el momento decisivo de la historia, el discurso final, el personaje se transforma en el verdadero Charles Chaplin. El gran dictador, es su primera película hablada, que lanza un canto a la esperanza tan optimista como desesperado. Charlot, alter ego de Chaplin en sus películas anteriores, ha muerto.

Un canto a la esperanza
El gran dictador, más que una crítica al fascismo y a los gobiernos totalitarios, más allá de la parodia / caricatura grotesca que propone de los gobiernos de Adolf Hitler y Benito Mussolini, es un canto a la esperanza, un canto a la democracia, la paz y la libertad. El mensaje del film, claro y contundente, es subrayado por Chaplin en el mítico discurso final, organizado para celebrar la anexión de Ostelrich a Tomania. El dictador Hynkel es confundido con el barbero judío por sus propios hombres (los dos personajes son interpretados por Chaplin), y este, tras el discurso del ministro de propaganda Garbitsch - "Hoy en día, democracia, libertad y igualdad son palabras que enloquecen al pueblo. No hay ninguna nación que progrese con estas ideas, que le apartan del camino de la acción. Por esto las hemos abolido. En el futuro cada hombre tendrá que servir al Estado con absoluta obediencia" - se ve obligado a dirigirse a una audiencia de millones de personas: "Nos hemos de ayudar los unos a los otros, los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacerlos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todo el mundo (...) El camino de la vida puede ser libre y bonito, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las almas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia la miseria y las matanzas. Hemos progresado muy deprisa pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos: el maquinismo que crea abundancia nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos, nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que máquinas, necesitamos humanidad, más que inteligencia, tener bondad y dulzura. Sin estas cualidades, la vida será violenta, se perderá todo. (...) La desgracia que padecemos no es nada más que la pasajera codicia y la amargura de los hombres que tienen miedo de seguir el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará y caerán los dictadores y el poder que tomaron al pueblo será reintegrado al pueblo y así, mientras el hombre exista, la libertad no desaparecerá".
El contexto político de la época impediría que este contundente mensaje de paz y libertad llegara dónde tenía que llegar: la película sería prohibida de manera fulminante en Alemania (Hitler ya había prohibido de manera explícita las películas de Chaplin en el año 1937), Italia y todos los países ocupados por estas dos potencias, y tampoco se estrenaría en Brasil, Argentina y Costa Rica, entre otros países. En España, la película permanecería prohibida hasta en el año 1976. Tras el sangrante desarrollo de la segunda guerra mundial y de las atrocidades cometidas por el régimen nazi en los campos de concentración, Chaplin matizaría sus palabras y la verdadera intención de la película en sus memorias (publicadas en el año 1964): "Si hubiera tenido conocimiento de los horrores de los campos de concentración alemanes no habría podido rodar la película: no habría podido burlarme de la demencia homicida de los nazis; no obstante, estaba decidido a ridiculizar su absurda mística en relación con una raza de sangre pura".
Texto elaborado gracias al aporte de: http://www.edualter.org/material/

'Los soldados' de Jacques Tardi

Jacques Tardi es un destacado historietista francés, nacido el 30 de agosto en Valence. Hijo de un militar de carrera, pasó sus primeros años en Alemania. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Lyon y, posteriormente, en la de Artes Decorativas de París. En 1970 inició su carrera como historietista dibujando algunas historias breves, con guiones de Jean Giraud ("Un cheval en hiver") y Serge De Beketch ("La Torpédo rouge sang", "Humperdick Clabottford"), para la revista Pilote. En 1972 realizó la parte gráfica de Rumeur sur le Rouergue, con guión de Pierre Christin, historieta que inaugura el ciclo Légendes d'aujourd'hui. Por esa misma época creó su primera obra como autor integral, Adiós Brindavoine (Adieu Brindavoine), un cómic antimilitarista ambientado en la I Guerra Mundial.
Las atrocidades de la I Guerra Mundial son uno de los temas omnipresentes en su obra. La revista Pilote le rechazó, por excesivamente antimilitarista, la historieta "Un épisode banal de la guerre des tranchées", que fue finalmente publicada en el diario Libération. En la misma línea publicó también La Véritable histoire du soldat inconnu (1974). En 1974 colaborar con Métal Hurlant. En esta publicación apareció su Polonius, con guión de Picaret, una historieta de corte existencialista ambientada en el Imperio romano. En 1976 creó uno de sus personajes más conocidos, Adèle Blanc-Sec, a cuyas aventuras dedicaría nueve álbumes. La serie es un homenaje a los folletines de aventuras, ambientado en el París anterior a la I Guerra Mundial y protagonizado por una heroína feminista. El tono es paródico, con abundantes monstruos, sabios locos, sectas místico-criminales, etc.
Destacan también sus adaptaciones al cómic de novelas del escritor policiaco Léo Malet, que tienen como protagonista al atípico detective Nestor Burma. Su obra más reciente es El grito del pueblo (Le Cri du Peuple), serie que consta hasta el momento de cuatro álbumes.


El miedo para Jacques Tardi tiene cara de soldado raso, con el casco calado, la mirada perdida y el rostro cadavérico. En la obra del veterano historietista francés, las atrocidades de la I Guerra Mundial son un tema casi omnipresente. Porque más que las gestas militares, quiere retratar la absurdidad del conflicto y las historias a pie de trinchera en un cómic claramente antimilitarista y bien documentado.

“Yo planteó preguntas porque no he encontrado respuestas sobre la guerra. ¿Por qué no había más combatientes que desertaban? Algunos historiadores presentan al soldado como alguien que lucha convencido  por unos ideales. Se han inventado el concepto de sacrificio colectivo,  que para mí es poesía pura”, señala irónico el autor, hijo de un militar.  “Lo que yo quiero es mostrar al pobre tío que está en el frente,  que pasa frío bajo la tempestad y quiere volver a casa.  Nada de superhéroes, yo tengo más capacidad para identificarme con el que sufre. 
Por eso he querido mostrar la miseria del día a día en las trincheras”,  explica Tardi ante sus viñetas, que en ocasiones no ahorran en realismo y muestran las ratas y el agua putrefacta en la que se hincaban las botas de los soldados.  Esos a los que las balas sí alcanzaban.  “Es un tema del que no intento huir, hace unos 40 años que me dedico”.


Fuente Texto: Los soldados de Tardi (Diario El País)
Material elaborado gracias al aporte de saladehistoria.com

"Sin novedades en el frente" de Lewis Milestone

Año de producción: 1930
País: EE.UU.
Dirección: Lewis Milestone
Intérpretes: Louis Wolheim, Lew Ayres,John Wray, Arnold Luay, Ben Alexandre,Scott Kolk
Argumento: Basada en el relato de Erich Maria Remarque (Novela "Im Westen nichts Neues")
Guión: Maxwell Anderson, George Abbott,Del Andrews, C. Gardner Sullivan
Música: Sam Perry, Heinz Roemheld
Fotografía: Arthur Edeson
Estudios: Universal
Duración: 128 min.
Género: Drama histórico


El horror de la guerra
Se cumplen 80 años de este clásico del cine antibélico. Producido por Universal, fue justo ganador del Oscar al mejor film. Además, el director, Lewis Milestone, se llevó la estatuilla al mejor director. Adaptación del libro homónimo de Erich Maria Remarque, la trama se sitúa en la I Guerra Mundial. Una guerra cruel, donde las batallas muchas veces fueron una auténtica carnicería; se han encargado de recordarlo títulos como Adiós a las armas (1932), Senderos de gloria, Gallipoli, Pabellón de oficiales, o Largo domingo de noviazgo.
La acción transcurre en el bando alemán, y arranca con el fervor patriótico de propagado nacionalista en las aulas entre jóvenes estudiantes que no han cumplido los 18 años, pero que están deseando combatir por su país. El patriotismo poco tiene que ver con la realidad que encuentran en el campo de batalla, donde la brutalidad, el horror y el miedo son compañeros habituales, por no hablar del hambre o las heridas de guerra. Se producen situaciones en que sale lo mejor de cada soldado (el compañerismo, la asistencia en la muerte), pero también hay momentos esperpénticos, como aquel en que uno de los soldados comparte un agujero en el suelo con un combatiente enemigo moribundo, cuya lengua no entiende; sólo sabe que es un ser humano con seres queridos, como él, algo que prueba la fotografía que lleva en la cartera.
Sorprende la madurez de este film, casi recién iniciado el cine sonoro. Y la valentía del desenlace, nada acomodaticio. Resulta además acertado el reparto de actores desconocidos, lo que acentúa el realismo; el director buscó incluso antiguos combatientes alemanes. Sobre el tono del film da idea el prólogo de arranque, en que se dice con palabras de Remarque: "Esta historia no es una acusación ni una confesión, y aún menos una aventura, pues la muerte no es una aventura para aquellos que se enfrentan de pie a ella. Trata simplemente de una generación de hombres que, aunque escaparan de las bombas, quedaron destrozados por la guerra."
Visionar film completo de 1930 aquí 
Leer novela aquí

Principales consecuencias de la I Guerra Mundial (el fin de la "Gran Guerra")

La primera guerra mundial representó el fin del endeble clima de "paz armada", que se vivía en Europa tras el desarrollo del Imperialismo colonial de fines del siglo XIX y comienzos del XX. Se transformó en el mayor momento de agresión entre las potencias imperialistas y sus zonas de influencia, y significó, no sólo un modo de hacer política y de resolver las disputas, sino también en un momento crucial para el mundo entero por las transformaciones económicas, políticas, culturales y territoriales que trajo como consecuencias, especialmente para el continente europeo. He aquí un ejemplo de cómo se modifica el mapa Europeo, con todas las implicaciones no sólo por disputas de límites territoriales, sino los múltiples conflictos por nacionalismos e identidades culturales.
Consecuencias demográficas:
El número de bajas mortales que causó fue muy elevado: más de cuatro millones entre las potencias centrales y unos cinco millones entre las aliadas; entre esas bajas hubo un importante número de victimas civiles, muy superior al de anteriores guerras. A ello se añadió el elevado saldo de heridos y mutilados.
La mayor parte de las pérdidas se produjeron entre jóvenes varones, dando lugar a una relativa superpoblación femenina. El sistema productivo se vio condicionado por el descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población.
La mortalidad sufrió un notable incremento debido a la subalimentación y a la insuficiencia sanitaria en general. Los gobiernos se vieron desbordados por innumerables huérfanos.

Consecuencias económicas:
La guerra supuso una destrucción material extrema. Francia y Bélgica fueron los países más afectados pues los combates más violentos se desarrollaron en su territorio. Igualmente fueron duramente castigadas Rusia y la región fronteriza entre Italia y Austria.
Los campos de cultivo, la red de ferrocarriles, puentes, carreteras, puertos, centrales eléctricas y otras infraestructuras fueron devastados. Además se perdieron fábricas y maquinaria. Numerosas ciudades y pueblos fueron total o parcialmente arrasados.
La riqueza de los estados sufrió un dramático descenso: Francia perdió más del 30%, Alemania cerca del 25 %, el Reino Unido el 32%, Italia el 26%. Estados Unidos se vio menos afectado y su economía se colocaría a la cabeza del mundo.
Al término de la guerra fue necesario reconvertir las industrias que habían estado destinadas durante años a la producción de guerra. El proceso fue lento y se vio entorpecido por una crisis que se alargó hasta 1924.  El intervencionismo económico del Estado fue la pauta seguida durante el período de entreguerras salvo en el caso de Estados Unidos, hasta la llegada a la presidencia de F. D. Roosevelt.
El gasto bélico se financió en parte acudiendo a las reservas de oro y al endeudamiento mediante la emisión de deuda pública, complementando con el recurso a créditos exteriores, especialmente de origen estadounidense. Se recurrió a la fabricación del papel moneda, lo que provocó una fuerte inflación, agravada en la posguerra por el desequilibrio entre demanda y producción.
Sin embargo hubo países a los que la guerra benefició económicamente. En primer lugar aquellos que habían permanecido neutrales durante el conflicto y se habían convertido en proveedores de materias primas y alimentos para los contendientes, casos de Brasil, Argentina y España.
Pero, fundamentalmente la guerra consolidó el crecimiento de dos grandes potencias: Estados Unidos y Japón cuyo comercio experimentó un aumento sin precedentes en detrimento de las potencias tradicionales de Europa. Estados Unidos prestó importantes cantidades de dinero a los aliados y les suministró abundante material bélico, bienes de equipo y víveres. Se convirtió en el mayor acreedor (más de 250 mil millones de dólares) de los países europeos, que en adelante entraron en una estrecha dependencia de los créditos norteamericanos para hacer frente a la reconstrucción económica. El dólar se convirtió junto a la libra esterlina en el principal instrumento de cambio en las transacciones internacionales y la bolsa de Nueva York consiguió el liderazgo mundial.

Consecuencias sociales:
La incorporación de la mujer al sistema productivo durante el conflicto rompió el monopolio que hasta entonces habían ejercido en él los hombres, alterando con ello los esquemas tradicionales de desarrollo del capitalismo.
Las clases medias salieron empobrecidas del conflicto, en tanto que surgieron nuevas fortunas relacionadas con la producción de armas y la especulación de víveres. Las masas obreras sufrieron una importante pérdida del poder adquisitivo de sus salarios a causa de la inflación y fueron protagonistas de una intensa agitación laboral, concretada en una oleada de huelgas que se hicieron eco de la revolución bolchevique rusa. Un país especialmente sensible a la crisis y a la agitación social fue Alemania, obligada tras los tratados de paz a indemnizar a los vencedores con ingentes sumas de dinero.

Consecuencias políticas
Los cuatro imperios existentes antes del final del conflicto (Austria-Hungría, Alemania, Turquía y Rusia) desaparecieron con sus correspondientes reinos, dando lugar a Repúblicas. La revolución bolchevique, acaecida durante guerra, marcaría un hito en la historia de la humanidad por ser la primera que dio como resultado el nacimiento de un estado comunista, que jugaría un papel determinante en la historia del siglo XX.
El fin del conflicto alteró el mapa europeo y colonial: los antiguos imperios Austro-Húngaro, Turco y Rusia sufrieron grandes pérdidas territoriales, de donde surgieron nuevos estados: Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Yugoslavia, Checoslovaquia y Hungría. Alemania perdió Alsacia y Lorena, que pasaron a manos francesas, así como todos sus territorios ultramarinos.

Texto elaborado por la docente Claudia Solís Umpierrez tomando datos de: clasesdehistoria

Características del Fascismos y el Nazismo

Son varias las características de los regímenes fascista y nazi de la Europa de entre guerras, entre ellos: el totalitarismo, antiliberalismo y anticapitalismo, antimarxismo, el carácter contrarrevolucionario, el autoritarismo y militarismo, ultranacionalismo, liderazgo carismático, la propaganda y terror y la xenofobia. Cada una de ellas permiten comprender, en parte, como llegan al poder y se prolongan en el tiempo dichos regímenes y las consecuencias que provocaron. En esta ocasión me interesa desarrollas sólo algunas de estas características:
Autoritarismo y militarismo
El fascismo concebía la sociedad como una organización militar más. Había de formar organismo donde cada individuo ocupa un lugar determinado y desarrolla una función específica. En el seno de ese organismo no tenían cabida las discrepancias o disensiones. Como en toda organización militar, la autoridad, la disciplina y la fuerza relegaban la igualdad, la libertad de acción y el pacifismo. La erradicación de todo aquello que contraviniese esos principios se llevó a cabo mediante el empleo de la violencia.
Se contó con el concurso de fuerzas de carácter paramilitar: SA nazis, camisas negras italianos ofalangistas españoles, que junto a los cuerpos regulares de la policía y otros de carácter especial (ejemplo: Gestapo alemana), fueron los encargados de anular los elementos hostiles al Estado.
El fascismo potenció el papel de las fuerzas armadas, esenciales para poner en práctica los planes de expansión territorial que permitiesen ensanchar el espacio vital del pueblo y vengar los "agravios históricos"sufridos por la nación. En Alemania la “teoría del espacio vital” se puso en práctica a partir de 1938, con la anexión de Austria, Checoslovaquia y Polonia. además, los estados fascistas diseñaron una compleja escenografía con el fin de exaltar y glorificar los valores de la milicia, transmitiendo a la sociedad un sentido guerrero de la vida. Mediante imponentes y pomposos desfiles congregaron auténticas muchedumbres para enardecer el patriotismo. Los niños y jóvenes recibieron una educación basada en los valores castrenses: el uso de uniformes de carácter pseudomilitar (camisa negra en Italia, parda en Alemania, azul en España, etc) y los gestos y actitudes marciales (saludo fascista).




Ultranacionalismo
Los fascismos pretendían alcanzar la unidad y la identidad nacionales, desde una visión conservadora, excluyendo y hostigando a quienes pueda poner en peligro tal aspiración, ya sean otras  naciones o elementos considerados extraños como las minorías raciales (judíos, gitanos, etc). El nacionalismo fue alentado y utilizado como arma política contra otros estados, creando un ambiente de xenofobia, rencor e intransigencia que originó tensiones y conflictos.  Hubo casos en los que los sentimientos nacionales se exasperaron, como las regiones de Alsacia y Lorena, en poder de Francia a raíz del Tratado de Versalles, o la parte oriental de la Prusia alemana, bajo soberanía polaca. 
En febrero de 1938 Hitler anexiona Austria al III Reich. Parte de la población austríaca, de habla y cultura germánicas, vio con agrado esta acción que había sido prohibida por las potencias vencedoras tras la Gran Guerra y que formaba parte de las reivindicaciones nacionalistas alemanas.  Frente a este ambiente de ultranacionalismo, las principales potencias democráticas reaccionaron con tibieza, adoptando una estregia conocida como "política de apaciguamiento", basada en el mantenimiento de la paz pese a las provocaciones y hostilidad de las potencias fascistas. En septiembre de 1938, por el "Pacto de Munich", el Reino Unido y Francia concedieron a Hitler licencia para anexionarse gran parte del territorio de los Sudetes (Bohemia-Moravia), perteneciente a Checoslovaquia y donde residía una importante minoría de origen alemán. Los acuerdos de Munich resultaron un fracaso, pues meses más tarde(marzo de 1939), Hitler invadía la totalidad del territorio checo. El ataque a Polonia (septiembre de 1939) culminaría esa escalada de agresiones, originando la Segunda Guerra Mundial.

Resucitando a Roma y el Imperio Italiano
Para convencer a las masas en torno a la idea de una patria común se manipuló a conveniencia la historia: por ejemplo, Mussolini volvió su mirada en la antigua Roma, tratando de evocar la grandeza de ese imperio e identificándolo con la Italia fascista. Consideró "mare nostro" al Adriático, al modo en que los romanos distinguieron al Mediterráneo. Creó un imperio que, hasta 1941, tuvo posesiones en África (Somalía, Etiopía o Abisinia y Libia), en el Egeo (Dodecaneso) y en el Mediterráneo (Albania). 
Ejemplos similares se dieron en otros regímenes totalitarios: en España, el franquismo apeló a la monarquía de los Reyes Católicos y a la época de los primeros Austrias como paradigmas de unidad y grandeza.

Liderazgo de un jefe carismático
Los fascismos trataron de conseguir la armonía social bajo la benefactora acción de un jefe ("duce, führer, caudillo"). Sin su liderazgo, la naturaleza amorfa de las masas desembocaría en el desgobierno y el caos. El jefe debía rodearse de una élite competente, preparada y "portadora de la razón y la verdad". Los individuos eran considerados ineptos para la asunción de responsabilidades y la toma de decisiones por sí mismos, su papel en la sociedad fascista era el de súbditos, no ciudadanos de pleno derecho. El jefe debía estar dotado de un especial carisma que lo distinguiese del resto de los mortales y aglutinara las diferentes tendencias dentro del poder.
Ante el líder solo resaba actuar con una fe ciega expresada a través del culto a la personalidad. Además de su papel dirigente, la misión de jefe era servir de guía del pueblo, ejerciendo sobre él una labor benefactora y paternal.
La propaganda se encargó de glorificar insistentemente ese papel, haciendo uso de todos los medios a su alcance. Especialmente útil fue la radio que se encontraba presente en numerosos hogares.

Empleo de la propaganda y el terror
Para atraerse a las masas, los regímenes fascistas pusieron gran empeño en controlar los medios de comunicación, especialmente, la radio y la prensa. Una vez en el poder abolieron la libertad de opinión, persiguieron a los periodistas independientes y utilizaron masivamente la propaganda para inculcar valores como patria, jefe, raza, etc. Maestro sin igual en esas prácticas fue el Ministro de Propaganda del III Reich, Joseph Goebbels. Se empleó el terror, la delación, la represión y la reclusión en campos de concentración, valiéndose incluso del asesinato. Simultáneamente, se pretendió ofrecer una imagen atractiva del régimen, tanto en exterior como en el interior, mediante el empleo de una parafernalia grandilocuente: exhibición de vistosos uniformes, saludos marciales, despliegue de banderas y estandartes, brillantes desfiles militares presididos por los jerarcas, discursos, etc. Se intentaba de ese modo impresionar a las masas y llevarlas a un orgullo patriótico.

Racismo y xenofobia
Guettos
Todo aquello que el fascismo interpretó que podía descomponer una sociedad uniforme y rígidamente estructurada fue perseguido. Así ocurrió con las minorías raciales (judíos, eslavos, gitanos, etc).
En la Alemania nazi estos grupos fueron en principio aislados para evitar que contaminasen a los "ciudadanos normales"; más tarde se procedió eliminarlos desde una visión que perseguía contribuir a la idea eugenésica de mejorar la raza aria, considerada como superior e identificada con el pueblo alemán. Otros pueblos, racialmente impuros (ej., los eslavos) fueron objeto de desprecio o persecución y, en cualquier caso, puestos al servicio de los intereses de esa raza superior.
Especialmente significativo fue el caso de los judíos, a quien los jerarcas nazis responsabilizaban de ser el origen de los males que aquejaban al pueblo alemán y, por lo tanto, merecedores de ser destruidos. Para ello se planificó la“solución final”.
En otros países (Italia, España) la xenofobia y el racismo, si bien estuvieron presentes en su discurso ideológico, no llegaron a alcanzar el grado de encono, violencia y sistematización que en la Alemania hitleriana.
Campos de Concentración


Trabajo realizado gracias al aporte de:
http://www.portalplanetasedna.com.ar y claseshistoria
Recomiendo ver y analizar las diapositivas publicadas en:
http://historiacontemporanea-tomperez.blogspot.com/2010/05/el-ascenso-de-musolini-al-poder-en.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba